EL JUEGO DE LOS VOR de Lois McMaster Bujold


La portada española

El juego de los Vor era un libro que me apetecía leer especialmente tras el buen sabor de boca que me dejó El aprendiz del guerrero, novela que se podría catalogar como su directa predecesora al menos en lo que a fechas de publicación se refiere. (Ya hablamos del aprendiz del guerrero aquí).

La primera vez que llegó El juego de los Vor a nuestro país fue de mano de Ediciones B (en su colección Nova) en el año 1993 aunque ha sido reeditada en varias ocasiones desde entonces y suele ser fácil de localizar en todos los formatos. En mi caso, fue una edición de bolsillo de Zeta la que cayó entre mis manos; un formato cómodo y con horrible portada que posiblemente llevará mal el paso de los años y acabará desencuadernado y con las páginas amarillentas (sobre todo si cuenta con muchas lecturas). Gajes del oficio, supongo.

En esta novela, la autora, Lois McMaster Bujold, nos sitúa unos años después de los acontecimientos de El aprendiz del guerrero y utilizará de nuevo a su indiscutible protagonista, Miles Vorkosigan, como personaje principal de esta nueva aventura. Aunque ambas historias parecen continuaciones directas, es conveniente recordar que no es así ya que existe un relato corto llamado Las montañas de la aflicción, que sitúa su trama entre las dos. No obstante, el no conocer esta historia intermedia no supone ningún problema a la hora de disfrutar de El juego de los Vor, así que invito a los interesados a prescindir del relato si no lo localizan y embarcarse directamente en esta aventura de Miles sin ningún miramiento.


La historia en El juego de los Vor, nos trasladará de nuevo a Barrayar, para ser exactos al día en el que Miles, con 20 años, obtiene su rango de alférez y recibe su primer destino militar. Su destino será como oficial meteorológico en cierta isla helada perdida de la mano de Dios destinada al entrenamiento de soldados de infantería; las isla Kyril. Por supuesto, como hijo del más poderoso de los Vor (importante rango político en su planeta) y como antiguo almirante de tropa mercenaria (según lo acontecido en El aprendiz del guerrero), parece tratarse de un destino muy por debajo de su categoría pero su superior se muestra seguro de su decisión y promete trasladarlo a la mejor nave de toda la flota barrayana si tan solo consigue mantener su puesto e ejercer sus funciones con diligencia durante seis meses. Por supuesto, todos aquellos que ya conocemos a este carismático personaje y su inaudita habilidad para meterse en problemas, sabemos que le están pidiendo demasiado y antes de que acabe el plazo, Miles arruina sus posibilidades acabando nada menos que en prisión y con su carrera pendiente de un hilo.

Una portada mucho más aceptable, en una edición extranjera
La vida de Miles, al menos durante las dos novelas que ya he podido leer, parece ser siempre azotada indiscriminadamente por los acontecimientos desafiando al protagonista a salir de los líos más inesperados y sorprendentes. Este hecho es una constante y parte del encanto de las tramas que nos propone la autora. Pero si bien el azar juega un importantísimo papel en El aprendiz de guerrero, en esta segunda entrega tengo la sensación de que no es tan dominante como en su novela predecesora. Seguiremos teniendo algunas escenas realmente sorprendentes producto de combinaciones de los sucesos más aleatorios, algo que ya es marca de la casa, sin embargo en esta ocasión Miles hará mucho por dominar la situación y seleccionar sus opciones en lugar de verse arrastrado por los acontecimientos. Quizá un símbolo de madurez de Miles... o de su autora. Sea lo que sea, me parece un acierto y da más complejidad a la historia sin perder su encanto.

Lois McMaster Bujold
La mayoría de aquellos que conocemos al protagonista creado por Lois McMaster Bujold para esta saga, el “pequeño gran” Miles Vorkosigan, acabamos encandilados con su personalidad. Es, sin duda, el punto fuerte de sus libros al quedar combinado con una trama entretenida y llena de situaciones esperpénticas, que hacen las delicias de los amantes de las novelas de aventuras. En esta novela, Miles vuelve a brillar con luz propia: mordaz, irónico, sutil, inteligente, caradura, hábil y siempre bajo constante estrés. Así mismo, los personajes que compartirán aventuras con Miles pueden dar un paso al frente orgullosos por lo bien que están construidos y lo bien que dan la réplica al carismático protagonista. Todos con sus propias personalidades y su propio encanto. Pero si algún personaje destaca en El juego de los Vor además de Miles, es sin duda Cavilo, la antagonista del joven alférez. Una mujer ambiciosa, extremadamente inteligente y sin ningún tipo de escrúpulo que se lo pondrá muy difícil al héroe de la novela y a todos los que le acompañen. Un personaje muy interesante que supone el contrapunto perfecto para Miles, algo que no habíamos visto en la primera novela donde Miles luchaba más contra su propia mala suerte (y malas decisiones) que contra un auténtico némesis. A mi me gustaba describirla como una auténtica zorra despiadada.

El estilo de la novela es ligero y tiene mucho ritmo. Una forma de expresión muy sencilla, al alcance de cualquiera, que lo convierte en una lectura muy amena tanto para los amantes de la ciencia ficción como para extraños al género. Se podría enmarcar en el ámbito de la ciencia ficción blanda incluyendo el epígrafe “para todos los públicos” junto a su título. Sin embargo, precisamente su sencillez en cuanto a nivel de historia sin incluir complejidades técnicas y elementos más propios de la ciencia ficción más densa, es un arma de doble filo pues algunos tildarán la historia de simple. A mi, personalmente, me gusta este tipo de historias ligeras de vez en cuando.

Y antes de terminar, una anécdota en relación a la novela. El juegos de los Vor, antes de ser la historia que conocemos,  fue publicada por la revista Analog a modo de relato corto aunque no en su totalidad, tan solo los primeros capítulos en los que Miles se encuentra en la Isla Kyril. Este relato, que más tarde creció hasta convertirse en esta interesante obra, recibió el nombre de "The Weatherman".

Ficha Técnica
El juego de los Vor

Título original: The Vor game
Autor: Lois McMaster Bujold
Fecha de publicación: 1990
Fecha de primera publicación en España: 1993
Edición en español: Ediciones B (Nova y Zeta)
Páginas: 449
Premios: Premio Hugo 1991, nominado a premio Locus

1 comentario:

  1. La Saga completa es genial. Prepárate para Recuerdos y el genial Danza de Espejos.
    Yo ando loca esperando el nuevo, La Alianza del Capitan Vorpatril (que supongo que serán lios en los que se mete Ivan y quizá hasta su boda, creo que se situa 20 años despues de esto).
    Nos vemos por el club
    Mireia

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.