EL ALIENTO DE LOS DIOSES de Brandon Sanderson

Portada de la edición española
Brandon Sanderson se ha convertido en uno de los autores de narrativa fantástica más importantes del momento. Por un lado, es conocido gracias a sus propias obras, novelas impactantes y originales que causan furor como Nacidos de la Bruma (de la que ya hablamos aquí) o El camino de los reyes. Por otro lado también es conocido por haber sido el encargado de terminar la gran obra de Robert Jordan tras su muerte, La rueda del tiempo. El autor que irrumpió en la literatura fantástica con su interesante novela Elantris es ya un autor totalmente consagrado y, desde el año 2013 también ganador del prestigioso premio Hugo gracias a The emperor’s soul (ya en España) en la categoría de mejor novela corta, lo que demuestra aún más su calidad. Hoy me acerco a Outcasted para daros a conocer una de sus historias quizá un poco desconocida pero no por ello menos interesante: El aliento de los dioses.

La novela El aliento de los dioses fue publicada por Nova (de ediciones B) en 2011 (dos años después de que viera la luz en EEUU) aprovechando la buena acogida que Nacidos de la bruma y Elantris habían tenido entre los lectores. Se trata de un libro contundente, de más de 600 páginas, editado en España en tapa blanda pero manteniendo la preciosa portada original de la edición nativa. Una mejora respecto a otras obras de esta editorial (incluyendo las de Sanderson), donde las portadas resultan desagradables y no mantienen relación alguna con la novela en cuestión. La tirada fue bien acogida y ya es difícil de encontrar en librerías aunque, por supuesto, siempre hay medios de hacerse con un ejemplar.


La novela El aliento de los dioses narra la historia de dos países que se encuentran en un momento crucial pues una terrible guerra entre ellos está a punto de estallar. La pequeña nación de Idris, un país situado en las montañas con un estricto sentido moral y religioso, se ve amenazada por la poderosa Hallandren, la nación del sur de la que Idris es originaria habiéndose separado ambos países tras una gran guerra acontecida siglos antes. La tambaleante tregua entre ambos países está amparada por un tratado que decreta que, a los veinte años, la princesa de Idris deberá contraer matrimonio con el poderoso rey-dios de Hallandren y darle un heredero consolidando así la paz entre ambas naciones. Si Idris cumple, el trono de Hallandren queda legitimado gracias a la sangre real de los primeros y la guerra ya no sería “necesaria”. La novela comienza cuando, en un acto de puro egoísmo y favoritismo, el rey de Idris decide enviar a la princesa equivocada a Hallandren, a su hija menor y rebelde, Siri en lugar de a Vivenna, la primogénita que debía ocupar ese puesto y que llevaba preparándose para su terrible destino (entregarse carnalmente al cruel rey-dios de Hallandren) desde su nacimiento. A partir de ese momento, el lector tendrá la oportunidad de seguir la historia de ambas princesas de forma paralela. Siri comenzará su andanza en la corte del rey-dios descubriendo las maravillas y los terribles peligros del país del que ahora es reina y prisionera. Mientras, Vivenna decide viajar en secreto hasta Halladren con la idea de rescatar a su hermana y ocupar el puesto que, legítimamente, debía ocupar ella.

Lo más interesante de las historias de Sanderson es que suele centrar la acción en un ambiente urbano y delimitado donde poder desarrollar la ambientación en lugar de utilizar un mundo extenso por el que viajen los personajes y del que solo se puedan dar ciertas pinceladas debido a su amplitud. Esto nos deja ante un tratamiento original que si bien puede chocar un poco al principio, enseguida encandila al lector invitándole a profundizar más en el acotado escenario. Personalmente es un recurso que me gusta y en este libro se utiliza de principio a fin pues la acción no supera los límites de la ciudad de Hallandren ignorándose en gran medida todo aquello que está fuera de sus fronteras.

El autor, Brandon Sanderson
La novela no solo narra la historia y vicisitudes de ambas princesas sino que hace especial hincapié en darle un contexto profundizando en las diferencias culturales entre Idris y Hallnadren. El autor perfila con detalle ambas culturas, dándoles características específicas y distintivas de manera que enseguida se capta el profundo distanciamiento que existe entre ambas naciones. A través de los ojos de las princesas, lo que perciben, lo que oyen, los personajes con los que interactúan y sus propias perspectivas, el lector podrá comprender el choque cultural y ver la guerra como posible, e incluso en algunas partes de la novela, como algo inevitable. Idris es una nación austera seguidora de un dios invisible y poderoso temerosa del poder “impío” que tiene Hallandren. Hallandren es una nación rica y exótica, exuberante y llena de vida donde la moral es laxa y se venera a dioses terrenales que los gobiernan con más o menos sabiduría.

Lo más original de la novela es, sin duda, el toque fantástico que ha aportado Sanderson a la historia: la magia. La magia que plantea el autor dista mucho de los conjuros y hechizos o de los poderes ocultos de seres sobrenaturales a la que nos tienen acostumbrados en la fantasía épica y / o heroica. En este caso, la magia se vale del aliento de vida, o quizá el alma, que todas las personas tenemos al nacer. Según la ambientación, dicho aliento puede entregarse voluntariamente a otras personas y, cuando forman un número considerable dentro de una misma persona, que recibe el nombre de despertador, permiten insuflar vida a objetos inanimados. Estos objetos animados, incluso es posible animar cadáveres, se convierten en instrumentos para el “despertador”, son una extensión de él mismo, capaces de seguir sus órdenes y permitirle así proezas extraordinarias. Los alientos, además, están íntimamente relacionados con los colores pues su uso requiere la consumición de color, es decir, el poder de insuflar vida se alimenta del color que existe alrededor del despertador volviendo gris aquello que consume. Y por si fuera poco, el poseer cierta cantidad de alientos otorga al despertador otras habilidades extraordinarias entre las que están el sentir la vida de su alrededor o ver el color de una manera perfecta.

Pero la magia no se limita al uso de los alientos que hacen los seres humanos sino que va más allá. En cierto modo, la magia tiene vida propia y, de forma autónoma, aleatoria y sin aparente sentido, es capaz de traer de nuevo a la vida a personas fallecidas. Éstas reciben el nombre de retornados y poseen un aliento mucho más poderoso que los seres humanos. Tienen cuerpos perfectos, no pueden enfermar o emborracharse y parecen, en cierto modo, divinos. Su origen sobrenatural los convierte en objeto de culto para los ciudadanos de Hallandren y son venerados como dioses siendo el más poderoso de todos Susebron, el rey – dios de Hallandren, figura misteriosa sobre el que girará la historia desde el principio.

Portada inglesa
Los personajes principales y secundarios serán el auténtico motor de la historia y lo que la harán avanzar.
Las peripecias de ambas princesas serán los hilos conductores principales pero también otros personajes como Sondeluz, un retornado – dios de la corte divina de Halladren, Denth, un mercenario que ayudará a Vivenna a su llegada a la ciudad y el misterioso Vasher, un despertador cuyas intenciones no están claras, serán fundamentales. El punto de vista de cada personaje además del de las princesas, enriquecerá la ambientación y dará a la ciudad de Halladren una solidez y una riqueza de detalles espectacular permitiéndonos conocer todos sus entresijos, desde la política de la corte hasta el crimen organizado de la ciudad.

Los personajes están muy bien construidos y tienen personalidades marcadas y definidas. Algunos serán un poco planos pero habrá otros que irán evolucionando conforme la historia va avanzando, sobre todo Siri, Vivenna y Sondeluz. Será fascinante ver el crecimiento de estos personajes y como se ven obligados a cambiar su forma de vida, sus convicciones y su escala de valores para adaptarse a las circunstancias. Algunos cambios, por cierto, serán realmente dramáticos.

Sanderson tiene una forma de escribir muy dinámica, basada especialmente en diálogos y en narración de escenas trepidantes. No indaga demasiado en descripciones y, cuando quiere detallar algún aspecto en concreto, suele hacerlo valiéndose de la visión de algún personaje de manera que hace cómplice al lector de los pensamientos del personaje añadiendo un punto de subjetividad a la descripción. La narración va de personaje en personaje, cada uno aportando su vivencia en la línea argumental y formando así el todo que conforma la historia. Es, por así decirlo, una historia narrada desde muchos puntos de vista, con hilos de trama que se cruzan constantemente. Es una forma muy habitual de narrar para este autor (en Elantris era incluso más evidente ya que cada capítulo, en riguroso orden, se dedicaba a uno de los tres personajes protagonistas). Resulta una narración muy efectiva pero que puede no gustar a todo el mundo (siendo quizá algo confusa) al no haber una única línea argumental con un único personaje como protagonista.

Si algo tiene negativo esta novela, al menos en mi opinión, es que resulta un poco lenta al principio con algunos pasajes incluso aburridos. Hay que esperar hasta aproximadamente el mitad del libro para que la acción se vuelva más trepidante. Además de esto, el final resulta quizá demasiado precipitado, con cadenas de sucesos que empiezan a sucederse demasiado rápido, un poco a trompicones. Al menos, esa es la sensación que me deja, que el autor invierte páginas de más en exponer la premisa inicial de la novela mientras que invierte páginas de menos en darle un final redondo. Un poco abrupto para mi gusto.


En general, El aliento de los dioses es un libro entretenido y bien formado, con una ambientación sólida, unos personajes carismáticos y una narración, generalmente, dinámica y amena. Es cierto que cuenta con algunos fallos pero sigue siendo una gran obra que merece la pena. Personalmente, la recomiendo a todos los amantes de la fantasía épica siempre y cuando estén abiertos y disfruten con las novedades.

Ficha Técnica
El aliento de los dioses


Título original: Warbreaker
Autor: Brandon Sanderson
Fecha de publicación: 2009
Edición en español: Nova (Ediciones B) - 2011
Número de páginas: 683
Premios: Ninguno

2 comentarios:

  1. Una novela que sencillamente me encanto, me la lei en un suspiro de lo enganchado que estuve a ella. Y muy original lo de la magia utilizada...

    ResponderEliminar
  2. Sanderson siempre es muy original respecto a la hora de enfocar la magia...

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.