Sufro... pero soy sexy!!!!


Antes de comenzar, quiero poner algo en claro. En este artículo voy a expresar opiniones muy personales y que no tiene por que ser compartidas por ninguno de los lectores de Outcasted. Por tanto, quiero invitaros, desde ya, al debate pues no tengo duda alguna de que voy a crear bastante polémica. Así que ¡no dudéis en hacer uso de los comentarios y hacernos llegar vuestras opiniones! Así nos enriqueceremos todos un poquito más.

En la literatura (fantástica, principalmente) aparece, de vez en cuando, un perfil de personaje que me irrita profundamente. Quizá mi disgusto se deba a que no entiendo su (aparente) complejidad. Quizá a que no consigo empatizar con él debido a que mi inteligencia emocional no llega a los niveles adecuados. O quizá no me gusta porque me resulta irreal... ¿Cómo saberlo? Cada uno tiene sus gustos pero lo cierto es que no lo trago ni acompañado de la mejor de las historias.


¿Y que perfil es este? Se trata del típico personaje atormentado, que no es querido en su entorno, que sufre por su propia condición (condición que no puede cambiar), y que le hace vagar por un mundo que le teme y le odia, incomprendido y triste… pero que también es el mejor luchador (o mago, o lo que sea), se tira a la piva más tremendísima que encuentra, tiene a los dioses a su favor (o a la providencia, o el destino), y todo el mundo le respeta por que, que diablos, ese tío es la leche. ¡Pobre personaje! ¡Cuanto sufre! Pero no se lo digas a la cara pues te puede partir en dos. ¿Os suena este perfil? Pues, debido a ciertas bromas, un amigo los bautizó como personajes "sufro pero soy sexy". También conocidos como quejicas sin fundamento, llorones machaca-cráneos o folladores tristes.

En mi opinión, son intentos fallidos de dar un trasfondo tormentoso a personajes que son, claramente, superiores a la media poblacional de cualquier reino de fantasía (o de lo que sea). Es un intento de buscarle dramatismo a un personaje al cual le debería resultar indiferente semejantes desprecios. Tiene tanto sentido como si Conan se echara a llorar por ir en tapa rabos. Algunos ejemplos evidentes (y me dejo muchos en el tintero) que quizá recordéis.

Tanis el semielfo

Tanis luciendo cachas y bien acompañado
En Dragonlance me topé con este tipo de personaje por primera vez. Tanis (claramente un explorador de D&D), vivía triste y compunjido debido a ser hijo de dos razas diferentes, élfica y humana, y tan despreciado por unos como por los otros. Los autores de las crónicas de la dragonlace (Margaret Weis y Tracy Hicktman), invirtieron mucho esfuerzo y muchos párrafos en darnos a conocer la tortuosa mente de Tanis y sus eternas lamentaciones con la intención, quizá, de que nos inspirara lástima y cierta empatía compartiendo así su aflicción. Y hubiera resultado creíble si a Tanis no le hubiera ido tan bien en la vida, con un grupo de fieles y valerosos amigos, unas habilidades propias de héroes (¡demonios, por supuesto! Era D&D!) y las dos mozas más atractivas de la  historia, las señoritas Laurana y Kitiara, suspirando por sus huesos. ¿A que viene tanto lloriquear entre flechazo y flechazo a draconiano? Personalmente nunca lo entendí. Mi opinión siempre era que Tanis necesitaba un psicoanalista urgentemente, no una lanza para matar dragones.

Elric de Melniboné

Elric en pose heróica
Nació débil, enfermito, claramente estigmatizado por su aspecto... normal que se lamentara por las esquinas. ¿O no? La historia fue avanzando ¡y como cambió todo! Cualquiera le decía algo al señor de Melniboné. Empuñando la Strombringer era invencible (y un poco homicida, todo sea dicho, pero eso es otra cuestión), no le faltaban pretendientes, era amo y señor del imperio más rico de los reinos jóvenes y los dioses le miraban con buenos ojos (buenísimos, en realidad). Y sin embargo... Elric seguía triste y ojeroso por que no era el hombre que se suponía que debía ser. Claro que cualquiera se lo decía a la cara...

Geralt de Rivia 

Geralt el "El último deseo"
Sí, aquí se me va a tirar al cuello más de uno y más de dos y es que el brujo de Rivia levanta pasiones. Sin embargo... a mi no me termina de convencer. Diré, antes de nada, que mi opinión hacia este personaje se basa, únicamente, en los dos primeros libros de la saga, pues son los únicos que he leído.

Geralt es un brujo y  su trabajo consiste en acabar con los monstruos que acechan a la humanidad por un módico precio. Geralt es un mutante, es decir, que está genéticamente mejorado para tener unas habilidades para el combate inauditas, conocimiento de algunos conjuros (señales) y unos cuantos ases en la manga (pociones, hierbas y otros mejunjes) que le permiten convertirse en toda una máquina de matar. Estas mejoras, eso si, han acarreado algunos puntos negativos: su aspecto es un poco peculiar (pelo blanco, ojos de gato) y no puede tener hijos. Además, está lleno de cicatrices y siempre viste de negro, lo que le infiere un aspecto intimidatorio de por si. 

Geralt tiene un trabajo y es realmente bueno, sino el mejor, en él. Además, por motivos que desconozco (os aseguro que por su encanto personal va a ser que no), las más bellas mujeres con las que se topa caen rendidas a sus pies. No le faltan amigos poderosos y reyes y príncipes requieren sus servicios aquí y allá. Lo invitan a fiestas, a banquetes y los trovadores cantan sus hazañas... Y a pesar de no poder tener hijos, el destino se encarga de que entre una niña en su vida a la que cual adopta ¿Pero está contento Geralt? No, en absoluto. Va por ahí atormentado por que la vida, que no lo trata mal, no lo trata tan bien como él quisiera. Por eso, el brujo - guerrero (nivel 50 clase prestigio) va por ahí, llorando por las esquinas lamentándose de que nadie le quiere. ¿No resulta un poco ridículo?

Y así podría seguir, saltando a otros géneros literarios e incluso al mundo del rol donde “Vampiro – La Mascarada” incitaba mucho a este tipo de personajes (Soy un gangrell quinta generación que parte la pana pero ¡pobre de mi que estoy maldito!). En general, en este juego todos los vampiros que mantenían la mascarada sufrían y lamentaba su maldición (menos quizá los Malkavian, pero por que andaban algo desequilibrados) pero a la vez eran los amos del cotorro. Todos sufrían… ¡pero eran sexys! 

14 comentarios:

  1. De Geralt no opino, de Tanis plenamente de acuerdo pero ¿Elric? ¿Hablamos del mismo personaje? ¿El que provoca la muerte de la mujer a la que ama? ¿El que tiene que encabezar la destrucción de su reino? ¿El que es usado como un peón por los dioses?¿controlado por un arma demonio? ¿Qué acaba por destruir todo a lo que se acerca? Tienes razón, no tiene motivos para sufrir :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido con Rubén. Elric realmente las pasa putísimas en todas las novelas. De Geralt no opino, que no lo he leído, y de Tanis... coñe, Tanis no tiene de qué quejarse XD

      Eliminar
    2. No coincido con vosotros. ¿Tanis no tiene de qué quejarse?

      Voy a partir de la base de que parece que todos habeis obviado la necesidad básica del ser humano de ser aceptado en el grupo social.

      Tanis es un mestizo en una sociedad altamente racista. Fruto de una violación, pasa su infancia y adolescencia rodeado de gente que crece emocionalmente a un ritmo diferente al suyo (es un semielfo entre elfos) mientras que los adultos lo arrinconan socialmente, lo estigmatizan y le enseñan a odiar a los humanos. Curiosamente, odiar a los humanos es odiarse a sí mismo, ya que él es parte humana. Le recuerdan constantemente que es un bastardo, que no debería estar allí y lo tachan de abominación por ser un mestizo. Con semejante caso de bullying, lo raro es que el chaval acabara la pubertad sin convertirse en un psicópata.

      Pero ahora pasemos a sus "conquistas". Efectivamente tiene a dos "pibones" que se mueren por sus huesos. La primera, Laurana, es una elfa de nobleza, y al principio de las novelas, una cría atolondrada que no sabe nada de la vida. Es hija de aquellos que más le detestan, y que se opondrían totalmente a la relación castigándola a ella con el ostracismo que él ya sufre. ¿Quiere arrastrar a Laurana a ese tipo de relación? La segunda es Kitiara, la hermana de sus amigos. Una chica de moral algo disoluta (tan disoluta que se alía con los malos y acaba de general). Eso la coloca en una posición moral totalmente enfrentada a las posturas de Tanis, que es un personaje simplón y noble, que trata de hacer siempre lo correcto. Kitiara es maquiavélica y hace cualquier cosa por sobrevivir. Aunque sexualmente compatibles, son opuestos en todo lo demás... ¿Es ese el tipo de relación que quiere el personaje?

      Quedarnos sólo con los logros personales y las grandes habilidades es hacer a los personajes superficiales. Estos personajes que se nombran en el artículo, aunque realmente cansinos todos ellos, están motivados por la necesidad de encajar y ser aceptados socialmente, algo muy humano. Tal vez demasiado.

      Eliminar
  2. Te has dejado al más evidente de todos... el elfo oscuro Drizzt Dourden, que se pasa cincuenta libros trazando arcos mortales con sus cimitarras gemelas mientras se lamenta compungido por pertenecer a una raza de seres malvados y terribles y oscuros y malvados y homicidas y malvados y.... creo que se entiende no?

    ResponderEliminar
  3. Perfectos/as, Guapos/as, heroes/heroínas de la saga literaria de marras,...mmm, estos personajes sufridores/as deben de estar muy cerca al concepto de Mary Sue.

    ResponderEliminar
  4. Lo "emo" vende, si un personaje no tiene sus miserias, aunque estas tan solo sean aparentes no resulta minimamente creible o no consigue que nos identifiquemos con el o que nos simpatize. De Tanis ni me molesto en llevarte la contraria, a mucha gente les encantaran los libros de la dragonlance, Margaret wes y tracy Hickman, pero yo los encuentro terriblemente ñoños, infantiloides y aburridos, y me he leído más de medía docena de libros, y Tanis no mejora es un personaje plano.

    Pero de Elric si te digo, que a mi parecer no tienes razón, es un yonki, que destruye a su propia gente, peon de los dioses y sus tejemanejes que nunca llega a comprender del todo que demonios esta haciendo, mata a sus amigos y amantes, que tampoco es que sean muchas 3 creo recordar, y las cosas la mayoría de las veces se le tuercen, sufre incontables penalidades durante su saga desde su nacimiento, criado sin el amor de su padre, mato a su madre al dar a luz, su propia gente lo desprecia, y el resto del mundo lo teme, ¿triste? desde luego, ¿sexy? Mas bien diría Exotico, como su raza. Creo que Elric si tiene motivos para quejarse y para llorar, porque su vida es un pozo de mierda. Elric es un personaje emocionalmente complejo, o al menos mucho más de lo que pueda serlo el taciturno conan y otros tantos estereotipos similares del genero que ya no es que irriten, es que aburren.

    ResponderEliminar
  5. Disiento bastante con Geralt. No le falta trabajo, pero es trabajo a la española, le da para comer y poco más. Si eso no es para quejarse... no tiene alabanzas de nadie más que de sus amigos más cercanos, cuando hace su trabajo lo echan con desplantes de todas partes por ser un mutante, ama a una mujer con la que nunca podrá tener una relación real y lo de la niña... en fin, no hago comentarios sobre como funciona la "familia" de Geralt más adelante.
    En cualquier caso creo que Geralt no se compadece tanto de si mismo como lo hace tanis y el maximo exponente de este arquetipo de cansinos, Drizzt Do Urden aka "me matasteis mi pj en la partida así que haré quince novelas sobre lo molón que era".
    Lo mismo con Elric, es uno de los seres más tristes del multiverso, parece que lo unico que cuenta para estar contento es el nivel de manejo de las armas, y precisamente sus espadas no le traen más que desgracias.

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, totalmente de acuerdo sobre todo con Geralt de Rivia, Drizzt y Jon Nieve, alguien que piensa como yo al fin :)

    ResponderEliminar
  7. Coincido en muchas cosas del artículo pero piensa que el mundo de Geralt es mundo muy duro y cruel. No expone un lugar heroico y de fantasía donde hay bondad y algún antagonista que intenta a acabar con ella.
    El mundo de Geralt es un mundo donde por muchos monstruos que el mate sigue siendo mezquino y cruel porque el verdadero mal está en las personas, no en los monstruos. Y que no va a mejorar por muchos bichos que decapite, por eso no vale nada que sea un gran guerrero y todo es en vano.

    ResponderEliminar
  8. Entonces....según esto, si estás bueno, eres guay en tu trabajo y tienes un/a novio/a chachi no te puedes quejar?...me parece un poco hueco, eso.
    Puedes ser la hostia en tu trabajo y que no te realice en absoluto. Puedes estar buenísimo y pensar que interiormente no te has desarrollado/tener problemas familiares/traumas...
    John Nieve, mencionado más arriba en los comments es el hijo bastardo de un Lord que no tiene ni derechos de sucesión ni honor a los ojos de los demás, maltratado psicológicamente por su madastra, hijo de segunda. Si eso no es tener por lo que quejarse...
    Si haces un personaje buenorro, con pareja genial y fantástica con una vida sexual apasionante y que encima despacha monstruos, demonios, dragones, etc... con una mano atada y es simplemente eso...¿qué emoción tiene? Es plano. Es el la cabeza, en el interior donde el lector se va a identiicar o no con el personaje, no con la carcasa.
    Evidentemente no puedo opinar del resto porque no he leído Dragonlance, ni Elric ni Geralt...pero creo que reducir todo a "no sé de que me quejo si soy rico y guapo" es un poco.....erm....
    Por lo poco que conozco a los personajes, cada uno tiene sus problemas personales, como todos, y básicamente no puedes crear un personaje sin que tenga preocupaciones en mayor o menor medida y que no parezca plano.... es decir, por ejemplo (y me salgo de madre) Harry es el elegido, el que derrotó a Voldemort, un buscador nato para el quiditch, es famoso y tiene a las chicas detrás y sus padres le dejaron un fortunón....pero ay pobrecito que se queja. Bueno pues el caso es que se pasó 11 años maltratado por unos tíos que no le querían y gran parte de su mundo lo aborrece por una idea preconcebida que tiene de él o precisamente por haber derrotado a Voldemort sin quererlo, chicas que se interesan en él no por sí mismo sino por su fama...no tiene padres, no se acuerda de ellos, y le toca vivir con una marca que le identifica allá donde vaya.
    Y no digo que Harry Potter sea el más profundo de los personajes, pero creo que se entiende por dónde voy.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a todos por vuestros comentarios! He disfrutado mucho leyéndolos!
    Sobre Elric puede que no haya estado muy acertada pero leí hace tanto los libros que es posible que el recuerdo se haya diluido con el tiempo.
    Como ya he dicho, todos tenemos nuestras opiniones y es fantástico que la mía haya invitado a tanta gente a compartir la suya!

    ResponderEliminar
  10. Creo que es el momento de dejarte este video que va en la linea de tu razonado y a mi entender acertado.
    http://www.youtube.com/watch?v=nNy_A1Kf9WU&list=LLlgLVOwiNcs4DGQfoI9SRSA
    a ver si te gusta y te suena familiar. El tema de personalidades enfocadas a dia de hoy.

    ResponderEliminar
  11. Creo que ya lo han dicho suficientes personas antes que yo, pero la fibra que has tocado de mi alma freak me obliga a decirlo de nuevo: Elric no cumple el perfil. Aunque, sinceramente, la narrativa de Moorcock es un poco... diferente, te animo a releer los libros para que veas que Elric no es un llorón sexy, sino uno de los mejores ejemplos de antihéroe.

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.