La Marca del Este como fenómeno

Con algo más de un año a las espaldas, hoy voy a dedicar una entrada a analizar el fenómeno Aventuras en la Marca del Este y lo que le rodea. Y hago esta entrada inspirado por un comentario que ha dejado el usuario Netan36 en el foro de Holocubierta:

Es curioso, llevo jugando casi 20 años a rol, tengo en casa cientos de libros de esta tematica y mañana voy con una ilusion desmedida a por la caja azul...
Señores, estais revolucionando el rol...Muchisimas gracias por hacer que nos ilusionemos como el primer dia...


Como parte implicada en el proyecto ya espero los comentarios de muchos acusándome de parcialidad o de falta de criterio. Las quejas, señores, al maestro armero. Este análisis, pretende ser un análisis global, no entrar a casos particulaes. No voy a entrar tampoco en la calidad del juego o de sus reglas, que para gustos se han hecho colores. A unos les parece de una simpleza que espanta y a otros tan simple que es perfecto para lo que quieren...


La realidad objetiva e innegable es que con poco menos de un año, Aventuras en la Marca del Este se ha convertido en uno de los juegos de referencia en el panorama español. Y es que en todas partes se conoce y se habla de él, mal o bien, pero se habla y es referente. Y es que en tan poco tiempo, se han generado 2 antologías de relatos, 3 módulos oficiales, un escenario de campaña a la vieja usanza, una edición de bolsillo y decenas de contenidos extra creados por los aficionados, aventuras, personajes, opciones de todo tipo y blogs dedicados en exclusiva al juego. El juego se está distribuyendo en italiano en el país transalpino y acaba de dar el salto a iberoamérica... Y los planes siguen siendo de expansión... Sin duda AelMdE ha llegado donde pocos juegos patrios han coseguido llegar y se ha convertido en un fenómeno que merece la pena estudiar.

Para analizar este fenómeno creo que tenemos primero que definir qué es y en el contexto en el que nace. AelMdE es un retroclon de D&D básico (aquel que nos trajo Dalmau hace décadas) y con el que muchos nos iniciamos a jugar. Lo de retroclon, por más que se ha repetido hasta la saciedad, parece que hay gente que no lo lleva bien. ¡No es más que una copia! Gritan algunos enfurecidos rasgándose las vestiduras. Pues si. No se ha negado en ningún momento, que yo sepa. Hay alguna actualización de aquellas reglas y algunos cambios menores, pero en general tenemos lo mismo mismito que en los 80, con un buen lavado de cara. No voy a entrar a hacer un sesudo análisis sobre si los retroclones son buenos, malos, hacen avanzar la industria del rol, la perjudican y otras reflexiones que están fuera del objetivo y contenido de esta entrada (y que entre otras cosas me resbalan, la verdad). Como antes avanzaba, una de las cosas que hay que analizar es el contexto en el que nace. AelMdE nace en la mesa de juego de un grupo de aficionados de toda la vida de Lorca. Es decir, es un juego realizado por un grupo de gente no profesional del ramo y en principio, con un objetivo modesto, de la primera tirada de la caja apenas se hicieron 100 ejemplares.

Si no es más que una copia ¿Dónde radica el secreto de su éxito? En parte, por la sensación de empatía que genera el equipo de autores. La realización de la primera tirada parece la típica película americana de "un hombre y su sueño" donde gente con ganas de hacer cosas, pero sin recursos, enfrentándose a la adversidad consiguen cumplir su sueño y fichar en un gran equipo y llevar a cabo el proyecto ¿Os suena? Ese ánimo de superación (que Hollywood nos vende por estas fechas constantemente), ese ejemplo de trabajo duro y recompensa, ha entusiasmado a un público que se encontraba en medio de una crisis económica y social brutal. Ese ejemplo ha inspirado a muchos y los blogs e iniciativas roleras han surgido como las setas alrededor del fenómeno. La idea de "Tú también puedes" ha calado muy hondo... y ha sido hábilmente reforzada por la editorial Holocubierta, que a través de concursos está llevando el material de los aficionados (no profesionales, sino gente como tú o como yo) a la calle. Si a esto se le suma la viralidad de las redes sociales que han esparcido como un reguero de pólvora cualquier noticia relativa al juego, un aspecto visual llamativo y el efecto nostalgia de aquellos que nos iniciamos con el primer D&D el resultado es el que vemos.

Y es que la nostalgia ha sido otra de las grandes bazas del juego, en una época en la que parece que cualquier tiempo pasado fue mejor. Pero, no todo en la Marca del Este ha sido estar en el lugar y momento adecuados. Al César lo que es del César. La gente de la Marca ha sabido imprimir un toque personal al juego a través de una escogida selección de dibujantes y una aspecto cuidado de los productos y una redacción sencilla. No estaría de más comentar la labor "evangelizadora" (uso esta palabra como chanza, no se me crean ustedes que lo hago para burlarme de nadie ni que considere el juego como un libro sagrado) de la editorial Holocubierta. Una labor titanica y agotadora (lo se por propia experiencia) de llevar los títulos a todas partes, de recorrer la Piel de Toro con las cajas a cuestas enseñando a jugar, jugando con los aficionados, escuchándoles, aprendiendo de ellos para poder ofrecerles lo que quieren. Una labor que hace que todas las piezas del conjunto sumen más que sus partes.

Este pequeño análisis, inconexo, no tiene más finalidad que reflexionar sobre la creación de un fenómeno único en nuestro panorama rolero, algo que seguro quedará para la posteridad. Cuando dentro unas décadas los roleros jóvenes nos pregunten ¿De dónde salió Marca del Este? podremos decir "Yo estuve allí". ;)



16 comentarios:

  1. En parte me has pisado el post XD.

    Coincido contigo. Vaya por delante lo mismo que tu has dicho. como alguien implicado con ellos, hablo:

    Su éxito reside en dos puntos, el buen trabajo y el cariño puesto en él.

    Es cierto lo que comentas, se añoran esos tiempos. Hoy en día parece que un juego de rol no es bueno si no tiene complejas y sesudas reglas, si no nos obliga a leer páginas y páginas de reglas absurdas. Pues no, el juego del año (o uno de los tres del año, para mi es el número uno en España pero por no discutir XD), es un retroclon, eso si, realizado con gran calidad.

    Para mi, la Marca me ha traido muchas buenas horas de juego y de diseño de aventuras. Ratos impagables

    Curiosamente me a ayudado a abrir los ojos en otros aspectos, ya no tanto la MArca en si, si no los retroclones en general. El extremo que se ha alcanzado en algunos casos contra ellos, ha rozado el fanatismo. No entenderé como se puede atacar por sistema algo cada vez que es mentado. Y he aprendido algo, A no meterme en discusiones por internet :b

    Sólo digo una cosa, cad uno tiene sus gustos, discutir sobre ellos es una locura y una tontería, e intentar imponernos, más aun. Disfrutad las partidas y las Navidades!

    ResponderEliminar
  2. ¡Quietos paraos que nos aceleramos!

    Por un lado, lo de que la Marca del Este es una revolución... en fin, que las revoluciones son mucho más que esto (sin desmerecer el éxito de la Marca, que ya sabéis que le tengo mucho cariño).

    Y por otro lado, Dungeon Master, en tu comentario dices que "hoy en día parece que un juego de rol no es bueno si no tiene complejas y sesudas reglas, si no nos obliga a leer páginas y páginas de reglas absurdas".
    Más bien todo lo contrario. La tendencia actual de los juegos de rol es a hacer cada vez más sencillas las reglas (salvo por D&D 4 y algún otro más) y si no te convenzo, mira el movimiento "indi" que tan fuerte está pegando y contagiando al sector más comercial (el Anillo Único, sin ir más lejos).

    Estoy de acuerdo en que lo que ha conseguido la Marca es EXCEPCIONAL y ESPERANZADOR, sobre todo en el mercado español, pero no exageremos, que perdemos la objetividad y la pifiamos.

    ResponderEliminar
  3. No, no Cell, si por ahí iba yo. La tendencia de la gente en general es querer juegos más sencillos, pero las quejas que suelen ser recurrentes, van en otra dirección ;)

    ResponderEliminar
  4. A ver, antes de que estallen los flames. En esta entrada nadie ha dicho que AelMdE haya sido una revolución. Se ha citado un comentario de una persona que opina eso (muy libre es de pensarlo) y que ese comentario es lo que ha iniciado la reflexión del autor. Reflexión que el autor (yo mismo) en ningún momento llama "Revolución" (porque tampoco lo considera así) sino "fenómeno" en su acepción de cosa extraordinaria (por estar fuera de lo común). Vuelvo a repetir lo que había dicho anteriormente, tampoco he hecho este post para hablar de sistemas indies o de retroclones, ni voy a entrar ahora a ello. Más que nada cuando hemos visto en esta misma bitácora que aquí se juega a todos los palos e igual nos da un Dresden, que un Victoriana, que un Pathfinder...

    ResponderEliminar
  5. Sin duda alguna AelMdE ha conseguido muchos logros en el pequeño tiempo que lleva entre nosotros, entre ellos los que apunta JMPR. Yo también creo que ha marcado un hito, algo por lo que será recordado, como han hecho otros juegos en el pasado.

    Ya otra cosa es que a alguien en concreto le guste el juego o no. Por ejemplo, el Ánima a mí no me da más como juego, pero es innegable que ha conseguido llegar a EEUU y que ha abierto otros mercados como videojuegos, etc. Eso no se lo niego ni negaré nunca.

    Creo que muchas veces los roleros que andamos por la Red confundimos opinar con sentenciar, y nuestro punto de vista con el único válido (pero como está mal reconocerlo añadimos muchos "en mi opinión", "creo que..."). Pero no nos creamos que esto es endémico de nuestra afición, basta pasarse por páginas de cine, videojuegos, cómics e incluso deporte para darse cuenta de ello.

    Larga vida a La Marca del Este y todos los proyectos que han germinado este año en editoriales, blogs, páginas web y asociaciones.

    ResponderEliminar
  6. Hola Pedro, bienvenido. Efectivamente, el asunto de que el juego nos guste o no nos guste no quita para darle el mérito que merece o colocarlo al menos donde tiene que estar.

    Hay muchos blogueros que piensan que la pluralidad de opinión consiste en dar muchas veces la suya y que sentencian con comentarios de valor sin darse cuenta que los gustos son subjetivos y relativos. ;)

    ResponderEliminar
  7. @José Manuel Palacios: la crítica a lo de "revolución" no iba por ti. Sino al usuario que lo ha dicho. Sólo digo que hay que tener cuidado con las exageraciones.

    No pretendía ser un comentario en plan "flame". Perdona si lo ha parecido.

    ResponderEliminar
  8. Hola de nuevo Cel, soy yo quien debe disculparse. Es que ando susceptible porque últimamente parece que todo lo que digo algunos lo retuercen y malinterpretan. ;)

    ResponderEliminar
  9. Hablo desde la ignorancia, pues ni he probado el juego ni tengo ningún ejemplar, pero mi me sigue sorprendiendo que un retroclón de D&D tenga éxito más allá de lo anecdótico.

    Yo llevo más de 15 años con AD&D y ahí seguimos, campaña en marcha, ¿para qué iba a interesarnos un retroclón?

    Por cierto que no pretendo criticar nada, sólo estoy sorprendido.

    ResponderEliminar
  10. La Marca del Este es un fenómeno, aunque creo que no tanto por el juego en sí como la forma en que se ha gestado y gestionado. Indudablemente había mercado para un retroclón, pero su éxito hay que buscarlo más en cómo se han movido los autores y luego la editorial para promocionarlo, darlo a conocer, ir enseñando los avances que se iban produciendo y levantando así una gran expectación.
    Espero que el proyecto siga creciendo sin perder la cercanía que ha tenido con la gente.
    A este paso me lo terminaré comprando por coleccionismo, si se siguen vendiendo tan bien :D.

    ResponderEliminar
  11. Estoy de acuerdo con JMPR. La Marca ha sido un pequeño proyecto que ha germinado de forma espectacular y eso es innegable pues a la vista están los datos que la avalan y sus seguidores. Si algo ha sabido hacer bien la editorial ha sido precisamente eso, escuchar a la gente y ofrecerle lo que quiere.

    Lo que me puede hacer dar un toque de atención es que el proyecto se ha convertido en algo muy grande y, si no se gestiona bien, puede agrietarse y caer. Es por eso que ahora viene la parte más difícil. Tras captar el interés de nosotros, los usuarios, toca mantener el listón alto. Se trata de una buena meta que marcarse a partir de ahora y que, sin duda, ya alguno de los implicados habrá pensado. Espero verlo, y durante mucho tiempo.

    Larga vida a La Marca y Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  12. A Net1: no te sorprendas, que tiene una fácil explicación. Yo nunca he jugado a D&D, pese a haber jugado a La Llamada, a Akelarre, a Pendragon, Star Wars, Runequest, e incluso Rolemaster. Por pereza, empezar a enterarme de la ingente cantidad de libros distintos que existen de D&D a mis años y con mi escaso tiempo, es más bien difícil. Por ello, La Marca supone para mí un fácil acercamiento a un juego archiconocido pero desconocido para mí. Y supongo que como yo habrá muchos...
    Un abrazo y felices fiestas!

    ResponderEliminar
  13. NET1: La otra razón es que material AD&D ya no se publica y en estos días es muy difícil de encontrar y si se encuentra generalmente es muy caro.

    Por mi parte yo juego a AelMdE y reutilizo casi todo mi material de ad&d que tengo.

    ResponderEliminar
  14. Bueno, mi humilde opinión es que aquí hemos podido ver el buén hacer de los aficionados para los aficionados, cosa que se agradece y que puede dar lugar a proyectos interesantes.

    ResponderEliminar
  15. Siempre que alguien me pregunta el porqué del éxito de la Marca del Este, respondo "buena materia prima y sensación de comunidad real". Es decir, reglas clásicas y mundo fantástico + una excelente gestión de una comunidad de roleros en Internet. Quizá esto no hubiera sido posible hace diez años pero ahora funciona perfectamente.

    Los productos de calidad que edita Holocubierta y un elenco de ilustradores de primera ayudan muchísimo a darle sello de calidad al conjunto.

    Por nuestra, cuando Angela y yo ideamos el Codex de la Marca, ni se nos ocurrió pensarlo para otro juego de rol (y hemos jugado a decenas). Por algún motivo, parecía evidente que esto tenía que hacerse para un juego en comunidad.

    Finalmente, dado que se habla de una segunda edad dorada del rol (al menos en España), esto puede estar ayudando también a AELMDE.

    Pablo "Diacrítica"
    http://codexdelamarca.com

    ResponderEliminar
  16. Mi primer juego de rol fue el SdlA y el Runequest, pero mi primera partida fue con un juego casero de un amigo del barrio, que nos inició a mis amigos y a mí un verano, con reglas sencillas de pocos atributos y unas cuantas habilidades de armas y ya está. Nunca conocí D&D hasta la 3ª edición, y la verdad es que no me gustó especialmente por la cantidad de reglas, aunque el mecanismo en sí sea sencillo. El AelMdE me encantó por ser una versión ligera del D&D, más que cualquier otra cosa, aunque le veo cosas que por gusto personal no me cuadran, como la CA negativa, las tiradas de habilidades con d6, o las razas como clases arquetípicas, pero como digo es cuestión personal.

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.