PLACERES PROHIBIDOS (Anita Blake 1) de Laurell K. Hamilton


Me acababa de terminar la saga de Crepúsculo (sí, lo reconozco, también caí en sus malignas redes) y necesitaba una desintoxicación más que aire para respirar. Mi mente bullía enterribles pensamientos: ¡Vampiros brillantes! ¡Adolescentes enamoradas! ¡Hombres lobo con sobredosis de hormonas que no se comían ni un colín! ¡Dios mío!¡Estaba a punto de caer en coma diabético por exceso de azúcar! Pregunté a conocidos, amigos y familiares en busca de un cambio radical (cual alcohólico admitiendo su problema) y enseguida surgió un nombre: Anita Blake.

Anita Blake es unpersonaje que ha levantado tanto odios como auténticas pasiones. Creada por Laurell K. Hamilton a principios de los 90 es el personaje principal de sucolección de novelas, aún hoy se siguen editando libros con Anita comoprotagonista (rondarán ya la veintena) e incluso disponen los dos primeros de una adaptación en cómic. Generalmente, todos cuentan con un mucho éxito y suelen ser habituales dentro de los listados de best-sellers. Ya que iba a disponerme a hacer un acercamiento a semejante personaje, me incliné por empezar desde el principio: Placeres prohibidos, su primera novela. Mi intención era captar laauténtica esencia de la señorita Blake (e indirectamente de su autora, laseñorita Hamilton), sin ningún tipo de predisposición. La jugada me salió bastante bien.

Placeres prohibidos vio la luz en el año 1992 en EEUU llegando a España en el año 2004 de mano de Gigamesh ediciones (sí, 12 años después: ya sabéis, lo habitual). Si algo me gustaría destacar de la edición española es su bonita portada, una composición fotográfica retocada que, en mi opinión, tiene mucho estilo. Por el resto, me atrevería a decir que la edición está bastante bien, en formato bolsillo y con una encuadernación bastante resistente. En lo referente a traducción no me veo capacitada a juzgar ya que no conozco su edición original; quizá algunos de loslectores el blog nos pueda mencionar algo a este respecto. Por último, reseñarque actualmente se encuentra con facilidad en casi cualquier librería especializada. (Gracias quizá al profundo impacto de la mediocre saga Crepúsculo, Anita Blake ha recibido un impulso indirecto debido a su temática vampírica). En español contamos actualmente con tres de las novelas traducidasy la editorial ya tiene anunciada, desde hace años, la cuarta entrega… para un día de estos.

La primera novela de Anita Blake, Placeres prohibidos, nos embarca sin muchos preliminares, en uno delos habituales líos en los que Anita tiende a verse involucrada. La historianos ubica en EEUU, un país en donde los vampiros han adquirido identidadjurídica y legal y que desde entonces son la atracción turística principal de San Luis. En esta ciudad, donde vive y trabaja Anita, una serie de asesinatos conestas criaturas como objetivo azotan la buena imagen de San Luis y ponen en jaque a la comunidad vampírica en general, algo inaudito para estos poderosos seres de la noche. Aunque al principio, lo acontecido no tiene mucho que vercon ella, su conexión como asesora de la policía y su trabajo secundario como ejecutora de vampiros profesional, la hace acercarse al caso de forma tangencial. Los vampiros se las apañan para terminar de involucrarla de tal modo que se ve obligada a investigar en profundidad los crímenes poniéndose en peligro e incluso apareciendo como sospechosa. Al principio, los vampiros lausarán como un pelele aprovechándose de su extraordinaria eficiencia, pero Anita no se dejará utilizar fácilmente y, pronto tomará las riendas de sus propias decisiones. Poco a poco, los sucesos se irán precipitando, desembocando en una acción trepidante donde Anita descubrirá que es su vida lo que está en juego y que nada es lo que parece.

Sin duda, lo más reseñable de Placeres Culpables, no es la acción trepidante ni el interesante escenario donde se desarrollan los hechos. Tampoco lo es el toque de misterio y sensualidad del mundo vampírico, representado sobre todo en la figura deJean-Claude, un personaje que será recurrente en toda la saga. Ni siquiera la agilidad del libro ni su interesante forma de llegar al lector, tremendamente directa. Lo más interesante de este libro es su protagonista: Anita Blake.Anita Blake y su carácter se convierte en el atractivo fundamental de la novela lo que implica que la simpatía o antipatía que despierte el personaje en ellector determinará, en gran medida, la impresión y sensación general que dejará la novela. Esa es en mi opinión, lo que determinará que guste o no el libro.

Seguramente, cuando más de uno lea la palabra “cazavampiros” en la portada y vea un nombre femenino dando título al libro, enseguida le vendrá a la mente“Buffy”. Bien, no he visto mucho de esta serie (algún episodio aislado) pero en mi opinión, Anita es un personaje bastante diferente a lacazavampiros televisiva. En primer lugar, por el marco en el que se desarrollala historia donde el mundo sobrenatural es público y está a la orden del día, yen segundo (pero no menos importante) porque su ocupación principal no es cazar vampiros sino levantar zombies. Anita Blake es nigromante, siente afinidad conla muerte, y gracias a sus habilidades, trabaja en una empresa llamada Reanimators Inc. dedicada a levantar muertos recientes de sus tumbas para aclarar asuntos sin resolver en vida: determinar herederos, evitar fraudes alseguro o señalar a su propio asesino. Una forma interesante de trivializar la muerte que la autora deja caer con naturalidad pero que a más de un lector le hará pensar. Además de esto, Anita tiene un segundo trabajo, es una ejecutora de vampiros. Cuando un vampiro se sale de la ley, no es la policía la que se encarga de él sino que se envía a un ejecutor, un experto cazador de vampiros,para que se encargue de darle muerte (otra vez) de forma definitiva. Un eficiente servicio público imprescindible en la ambientación planteada por la autora. Y, por si fuera poco, Anita tiene un tercer trabajo esporádico comoasesora de la policía, en concreto, de la Santa Compaña,la división policial encargada del mundo sobrenatural. En resumidas cuentas, Anita Blake es una mujer que vive rodeada de muerte y eso le ha hechodesarrollar un carácter duro como el diamante. Anita es cínica, irónica, dura ydirecta. Difícilmente se acobarda (en realidad si que lo hace pero trata de noaparentarlo), actúa con profesionalidad y no duda en dar una paliza o pegar untiro si lo considera necesario. También está llena de cicatrices pues, aunquees la heroína de la historia, raro es que no reciba alguna paliza. Pero la señorita Blake tiene también una parte muy humana, que la autora define con sus pequeñas manías y costumbres entre las que está dormir con pingüinos de peluche(que amorosamente colecciona), su gran fe en el cristianismo, su odio / miedo visceral a los vampiros y su trato con amigos y compañeros. Un personaje tan duro por fuera como blando por dentro, con su toque de misterio, toneladas de carisma y su encantador humor negro.

Algo más que me gustaría destacar de esta primera novela, aparte de su personaje principal, es la presentación de San Luis, el escenario básico de la historia e importantecentro de ocio. Durante la primera novela, que se nos irá dibujando con preciosismo a base de pequeñas pinceladas, desde los aspectos más reales hasta los más fantásticos. Estas pinceladas serán conversaciones, comentarios y breves explicaciones de los personajes. A lo largo de la novela, conoceremos clubes nocturnos llevados por vampiros, auténticos yonkis cuya droga son loscolmillos de éstos, veremos a la chusma convivir con la la creme de la creme del mundo nocturno, y todo esto bajo la supervisión del amo vampiro de laciudad. La autora afrontará este “submundo oculto” y su intromisión en “la realidad” con total naturalidad y sobreentiendo una historiaprevia a este mazazo legal contra raza humana (la aceptación de los vampiros en la sociedad) como si el lector ya la conociera. Sin duda, una buena técnica para no enredarse en explicaciones y limitarse a simples pinceladas, aunque quizá este hecho le haga perder un poco de consistencia al asunto cuando el lector se plantee “¿pero como diablos se ha podido llegar a una situacióntan esperpéntica?”.

El libro está narrado en primera persona lo que me invita a pensar que la autora pone mucho de su al terego en la personalidad de Anita y su forma de actuar. El estilo es muy directo,claro y explícito, con expresiones muy coloquiales (a veces incluso vulgares)que nos transmite aún más detalles sobre personalidad del personaje. No incurre en eufemismos y describe las escenas con tanta crudeza como el irónico y cínico carácter de Anita las entiende. Si Anita recibe una paliza, no dudará en explicarnos como se quiebran sus huesos; si Anita sacrifica un animal, nosdescribirá con detalle como la sangre espesa, pegajosa y con ese ligero olor metálico se va derramando por el suelo. Gracias a la primera persona,conoceremos los pensamientos y miedos más íntimos de la protagonista,descubriendo también sus debilidades, lo que nos hará simpatizar con ella al sentir que nos habla directamente.


Según he leído por Internet, algunos comparan la saga de Anita Blake con la saga de Harry Dresden (que ya mencionamos en este artículo) ¿casualidad? ¿paranoia? No lo creo, ciertamente tienen algunos paralelismos. Tanto Harry como Anita son personas que viven entre el mundo más real y humano, y el mundo sobrenatural. Ambos sirven de asesores a una policía claramente sobrepasada por este letal submundo oculto y tratan de mantener cierto orden. En general, ambos se meten en líos tremendos y arriesgan su vida, no es raro que reciban palizas y que se enfrenten a criaturas que saben que difícilmente podrían vencer. Incluso los seres sobrenaturales que encontramos en ambas sagas (provenientes del folclore y la mitología) son equivalentes: vampiros, brujos, hombres lobo… Sus similitudes llegan incluso a que ambas cuentan con su adaptación al cómic… Por supuesto, sus discrepancias también son evidentes: Quizá Anita sea algo más cruda (doy mi opinión en relación a los libros que he leído, los dos primeros de ambas sagas) pero no serían personajes que descartara para trabajar juntos en una suerte de “crossover”. Lo que si considero demasiado opuestos son los mundos en los que ambos personajes se mueven en un supuesto básico que da cierto sentido y estilo a cada saga: En el mundo de Anita Blake la barrera mediática se ha superado y el mundo sobrenatural ha saltado de los libros de mitos a la primera plana de los periódicos. En elmundo de Harry Dresde aún permanece oculto (al menos, en su mayoría) y los encargados de que esto siga así se toman su trabajo muy en serio.


Por último, comentar que Marvel Comics junto a Dabel Brothers, realizó una adaptación al comic precisamente de esta primera entrega de la saga, si no me equivoco, allá por el año 2006. También el segundo volumen de la colección cuenta con su adaptación al cómic. Únicamente he tenido la oportunidad de ver algunas imágenes en Internet y debo reconocer que el estilo me ha encantado y la forma en la que están definidos los personajes la considero muy apropiada. El estilo de dibujo también me gustaaunque quizá es algo exagerado en cuanto a la voluptuosidad de los personajes. Algún día me gustaría leerlos para ver que tal están adaptados aunque reconozco que aún no he tenido esa oportunidad. Si algún lector los conoce, lo invito amablemente a comentarnos algo respecto a ellos.


Conclusión sobre Placeres prohibidos: Thriller de acción con elementos sobrenaturales, directo como un gancho de derecha y todo contenido en apenas 288 páginas. Una combinaciónperfecta para pasar una tarde entretenida. Personalmente lo recomiendo. ¡Ah si!¡Y que de mayor yo quiero ser como Anita! ¡Algún que otro Edward Cullen caeríabajo la punta de mi afilada estaca!



Ficha técnica:

Título original: Guilty Pleasures
Autora: Laurell K. Hamilton
Fecha de publicación: 1993
Ediciónen español: Gigamesh – 2004
Páginas: 288
Premios: Ninguno

2 comentarios:

  1. Si te gusta Harry Dresden, te recomiendo los libros de Rachel Morgan, que también mezclan un mondo sobrenatural con un mundo más real y cotidiano. El sesgo es más pronunciado que en Harry Dresden (los de Anita Blake los empiezo la semana que viene) y el mundo humano es también diferente al nuestro (por ejemplo, existe un pronunciado temor y tabú respecto a los tomates). También son algo más "estilo romántico" que los de Dresden, pero sin caer en el empalagosismo de Crepúsculo...

    Un saludo,
    Lord Darkmoon

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.