EL CICLO DE TSCHAI (El planeta de la aventura) de Jack Vance


Voy a comenzar este artículo con una impresión personal, que más tarde matizaré: El ciclo de Tschai rebosa imaginación. Esto queda patente desde la primera hasta la última página: Jack Vance, su autor, se saca del bolsillo un mundo entero lleno de todo tipo de paradojas y contrastes y es capaz de hacerlo lo suficientemente consistente como para ser creíble. Sin duda, una buena premisa para darle una oportunidad y así entender porque nos encontramos ante uno de los clásicos (uno menor, eso sí) de la ciencia ficción.

Pero detallemos un poco más lo que tenemos entre manos. ¿Que es, exáctamente, el ciclo de Tschai? Es una serie de cuatro novelas con nombres curiosos escritas por el veterano Jack Vance entre los años 1968 y 1970. Cada una de ellas, de poco más de 200 páginas, narran las aventuras de un explorador terrestre perdido en el inmenso, complejo e indómito mundo de Tschai. Este ciclo también se conoce como "El planeta de la aventura" por razones que serán más que evidentes cuando hable un poco más de su argumento. Actualmente es muy dificil de encontrar pues no ha sido reeditada nunca.

Personalmente, las novelas no me llamaron la atención en absoluto la primera vez que las vi en la estantería de mi hermano. Ilusa de mí, las confundí con otra saga literaria mucho más reciente que nada tiene que ver con la que nos atañe pero cuyos nombres me sonaban igual de extraños. Me refiero, en concreto, a la saga de Majipur que adquiere su nombre del planeta donde se desarrollan sus aventuras como ocurre con el ciclo de Tschai, probablemente la única similitud entre ellas (no podría decir nada más sobre Majipur pues no la he leído). Fue la insistencia de conocidos y familiares lo que al final hizo que las cuatro novelas extrañamente livianas respecto a los tochos que estoy acostumbrada a cargar, acabaran en mi casa. Sus nombres no me resultaban nada apetecibles, su autor no me sonaba en absoluto (aunque luego descubrí que fue gran amigo de Frank Herbert) y la edición española era penosa. Cuando le dí una oportunidad, sin embargo, descubrí muchos aspectos de estas historias que me sorprendieron profundamente, motivo por los que les dedico este artículo, para compartirlo con vosotros aprovechando de Gigamesh está editando actualmente otras novelas de este autor.

Pero primero quiero tratar la edición española. Llegó de la mano de Ultramar editores en su excelente colección Ciencia – ficción / grandes éxitos de bolsillo. Digo excelente en el sentido de la cantidad de títulos fabulosos y grandes clásicos que nos llegaron gracias a esta iniciativa de la editorial pues todo lo demás resulta deleznable: erratas por doquier, traducción solo aceptable, erratas por doquier en el texto, tapa blanda propensa al deterioro, páginas con un marcado efecto otoño (tendencia a amarillear y caer), portadas adecuadas pero poco espectaculares... En general los problemas que ya comenté en otros artículos sobre libros de esta misma colección (Música en la sangre y El planeta de los dinosaurios). La fecha de publicación en españa los cuatro libros fue 1986, como parece habitual de la época y de las editoriales, mucho despues de su publicación en EEUU.

Pero si algo tiene de interesante este ciclo, es su absorvente historia. La historia del ciclo de Tschai nos narra las aventuras de Adam Reith, su indiscutible protagonista. Reith es un terrícola experto en explorar territorios extraterrestres que resulta ser el único superviviente de una misión espacial. Esta misión espacial tenía como objetivo responder a una desesperada llamada de socorro desde el planeta Tschai enviada 150 años en el pasado, tiempo que había tardado en recibirse en la Tierra debido a la lejanía entre ambos mundos. Atrapado en el planeta ya que su nave es secuestrada al principio de la primera novela por una raza alienígena, deberá ingeniárselas para conseguir recuperarla o bien hallar una alternativa que le permita volver a su hogar. Persiguiendo este objetivo, Reith irá recorriendo el planeta haciendo interesantes descubrimientos sobre las especies que lo habitan ya sean razas colonizadoras o autóctonas.

Las aventuras se irán sucediendo de forma desbocada, a veces precipitada, no permitiendo al lector apenas ni un momento de recreación o tranquilidad. Por este motivo considero más que correcto el sobrenombre que recibe el ciclo, "El planeta de la aventura", pues será la aventura el ingrediente fundamental que encontraremos en las cuatro novelas. El autor se irá valiendo de los viajes de Reith y su contacto con cada raza para darnoslas a conocer con sus tremendos contrastes y todas sus pequeñas genialidades. Para esto no se valdrá jamás de descripciones tediosas y aburridas sino siempre de hechos, circunstancias y situaciones con las que el protagonista tendrá que lidiar para salir airoso.

El mundo de Tschai se nos presentará como un entorno hostil en todo momento donde tres razas colonizadoras muy diferentes entre si se encuentran en constante pugna por el territorio bajo la atenta mirada de una especie autóctona pero casi desconocida. Estas cuatro razas principales, los Chasch, los Wankh, los DirDir y los Pnume, serán a la vez los títulos de cada una de las cuatro novelas dándonos a conocer la sociedad de aquella que de título a la novela cuando las aventuras de nuestro protagonista lo llevan hasta su territorio. Como nota curiosa y algo patente desde el inicio de la novela, todas estas razas utilizarán al hombre como esclavo, lo cual inducirá una gran indignación en el protagonista, orgulloso de su humanidad, y motivará alguno de sus actos más heróicos. Cada una de las razas que conoceremos resultarán extrañamente complejas y a la vez subdivididas en subrazas lo que dará más riqueza y cierta complejidad al texto. Incluso los humanos serán divididos y clasificados formando sociedades muy diferentes unas de otras. Sin embargo, estas múltiples divisiones, subdivisiones, diferencias culturales, sociedades y costumbres no llegarán a entorpecer la lectura gracias a la clara línea temporal que mantiene el autor en todo momento impidiendo que los conceptos se mezclen. Sin duda, un ejemplo de maestria durante la narración al no incurrir en referencias que pudieran perder al lector como ocurre en otras novelas con tantos conceptos nuevos. Otro aspecto a reseñar que el autor también trata con maestría es el nivel tecnológico que nos presenta pues abarcará desde la mecánima más simple hasta las tecnologías futuristas más avanzas, es decir, "palos y piedras contra armas láser". Este aspecto y la forma en que el autor lo hace creíble, hará más interesante si cabe la narración.

Por supuesto, no todo es positivo. A mi parececer, el autor omite deliberadamente algunos aspectos que podrían haber enriquecido la historia lo cual le quita algunos enteros en mi rango personal de calidad. El que más evidente se me hace es la no alusión en ningún momento a la situación terrestre. Apenas unos fragmentos velados es lo que nos ofrece el autor pero nada más, lo cual considero un gran error pues el lector no es capaz de empatizar con la añoranza del personaje principal hacia su hogar si no tiene ciertas nociones hacia dicho hogar. La civilización humana, su tecnología, su ética, su organización, su extensión, su poder o decadencia, todo queda a imaginación del lector pues el autor no da ninguna pista sobre estos asuntos, quizá en favor de aligerar más la narración centrada en Tshai. O quizá por pereza, no sabría decirlo.

Hablando de los personajes destacamos, en primer lugar, su protagonista: Adam Reith. No podemos calificar este personaje de particular bajo ningún concepto sino más bien de arquetípico y estereotipado. Físicamente no sabremos bien como es en ningún momento, pero debido a su comportamiento, enseguida nos lo imaginaremos como un jóven fuerte y atractivo facilmente encajable con el patrón de héroe. Quizá su actitud sea algo más moderna que algunos personajes masculinos de la época de publicación de las novelas (años 60 - 70), pero sigue estando chapado a la antigua. No será un personaje que evolucione ni se desarrolle a lo largo de la narración sino que llegará y se irá sin cambiar un ápice. Desde el principio mostrará un caracter valiente, inteligente, honorable, determinado, luchador y sobre todo, dominado por un instinto de supervivencia tan afilado como el escalpelo de un cirujano. Nunca lo veremos flaquear y, aunque tendrá dudas en algunos momentos, jamás nublarán su juicio sino que le harán más fuerte. Básicamente, el típico héroe de novela de aventuras.

Los dos personajes principales que acompañarán a Reith durante casi todas sus aventuras, Traz y Anacho, tampoco destacarán precisamente por su complejidad. En general resultarán ser los "comparsas" del héroe que lo seguirán estén más o menos de acuerdo con él dejándose guiar a la que vez que aportan sus habilidades, posesiones y conocimientos. La ayuda de ambos permitirá a Reith conseguir sus objetivos e intercambiar información mientras el lector va descubriendo lo que estos personajes nativos esconden. Su iniciativa será mínima y no dispondrán de grandes momentos de gloria ajenos a su protagonista. Aparte de Anacho y Traz, no destacaremos más personajes ya que todos los demás tienen un caracter muy secundario y no suelen durar demasiado durante la narración más que para cumplir un objetivo concreto o poner a Reith en alguna dificultad.

Los personajes femeninos, sin embargo, merecen una mención aparte. Serán terriblemente escasos, insulsos y poco valiosos. Ni siquiera encontraremos personajes de este género muy a menudo entre los secundarios o esporádicos. Los que adquieren cierto interés, uno de ellos durante la primera novela y otro de ellos durante la cuarta, servirán básicamente para dar un toque sensual a la novela, satisfacer el deseo sexual del protagonista y meterse en horribles peligros de los que el héroe valeroso (Reith) deberá salvarlas antes de que mancillen su honor, poniendo en peligro su vida cual Errol Flynn en una de sus películas. El concepto femenino propio del siglo pasado y pesadilla habitual de toda feminista.

El ritmo de las novelas es realmente ágil, su lenguaje muy accesible y en general, basado en la narración y algo de diálogo lo que resulta muy dinámico al lector. Las descripciones son escasas lo que ayuda a que los acontecimientos se sucedan rápidamente. A veces esta precipitación de acontecimientos resulta algo vertiginosa e incómoda al no ahondar el autor en sus múltiples aspectos. No es el tipo de narración al que estoy acostumbrada (algo más reflexiva y espesa), pero reconozco que es un tipo de narración a la que es fácil acostumbrarse a pesar de un rechazo incial instintivo. Podría decir se que "entra muy bien".

Lo que es indudable es que esta obra de Vance ha tenido una repercusión que no todas las novelas alcanzan. Esta repercusión propició que en el año 1998 se creara una versión en comic que incluye 8 números de 50 páginas cada uno (aprox.) donde se relata al completo la historia de Tschai. El dibujante, un viejo conocido del comic francés que empezó a finales de los 90. La adaptación, realizada por Jean David Morvan resulta excelente a todos los niveles y apenas difiere de la historia contenida en los libros más que en vagas nimiedades. Quien no tenga ganas de leer las novelas, la alternativa del comic, a diferencia de lo que ocurre con otras adaptaciones de este tipo, resulta un sustituto más que digno e incluso en algunos aspectos, más interesante. Personalmente, lo recomiendo encarecidamente.



Para finalizar mi artículo aportaré mi pequeña apreciación personal sobre esta colección. El ciclo de Tschai es interesante y merece la pena. Son novelas de aventuras repletas de imaginación, muy fáciles de leer y perfectas para liberar la mente entre otras lecturas más espesas. Por supuesto, no debemos olvidar que está escrita a finales de los años 60 y bajo los patrones propios de la época por lo que, en algunos aspectos, las novelas han envejecido muy mal. Sin embargo, y con la esperanza de que Gigamesh pudiera decidirse a adquirir los derechos de esta colección del mismo modo que está haciendo con otras obras del autor, os recomiendo. Y si no podéis haceros con los libros, porbad con el cómic... digamos que es fácil de encontrar "por ahí"

Ficha Técnica
Los Chasch

Título original: City of the Chasch (Planet of Adventure, I)
Autor: Jack Vance
Fecha de publicación: 1969
Edición en español: Ultramar editores- 1986
Páginas: 222
Premios: Ninguno

Los Wankh

Título original: Servants of the Wankh (Planet of Adventure, II)
Autor: Jack Vance
Fecha de publicación: 1969
Edición en español: Ultramar editores- 1986
Páginas: 222
Premios: Ninguno

Los Dirdir

Título original: The Dirdir (Planet of Adventure, III)
Autor: Jack Vance
Fecha de publicación: 1969
Edición en español: Ultramar editores- 1986
Páginas: 215
Premios: Ninguno

Los Pnume

Título original: The Pnume (Planet of Adventure, IV)
Autor: Jack Vance
Fecha de publicación: 1969
Edición en español: Ultramar editores- 1986
Páginas: 195
Premios: Ninguno

8 comentarios:

  1. Pues a ver, cómo gran entusiasta de Vance yo diría que lo más destacado de este es la facilidad para crear culturas y costumbres innovadoras pero coherentes, que en el caso de esta saga se vieron ayudadas por una mayor fluidez de trama (a este hombre le encantan las sagas, y las hay bastante más lentorras).
    Por cierto, ultramar tb tiene la saga de Cugel, que aunque se nota tremendamente el salto de años entre un libro y otro, sigue siendo de sus más míticos

    ResponderEliminar
  2. Escribo sólo para decir que me compré por el nombre (y porque sabía quien era Jack Vance) "Planet of Adventure" al año pasado, y que mola mil. Ya.

    Darío

    ResponderEliminar
  3. Me ha picado la curiosidad con el comic, voy a ver que tal ....

    ResponderEliminar
  4. Yo de Vance solo había leido el ciclo de Durdane, que me gustó mucho por ese estilo tan absorbente que tiene para narrar aventuras que alcanzan niveles épicos, estoy leyendo en estos momentos el ciclo de Tchai y lo encuentro igual de Ameno. Vance no es un filósofo de la Ciencia Ficción pero toca muchas veces temas profundos con analogías simples.
    Para muestra, cuando supe lo de la reciente masacre de Aurora, Colorado durante la premiere de Batman y me vinieron a la mente las otras masacres similares, estaba leyendo precisamente la parte del "awaile" que de vez en cuando toca a los Yao en Cath.
    Vance crea además entornos realmente entrañables dentro de sus narraciones, largos recorridos repletos de anectodas, historias, aventuras e intimidades.
    Yo pensaba que serían buenos guiones de películas y no sabía que existían cómics de esta novela.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola, yo hace unos años, allá por el 2002, estaba haciendo un curso y de camino había un señor que tenía un puesto de libros de la colección Ultramar Editores S.A. Ciencia – ficción / grandes éxitos de bolsillo a buén precio. Yo ya había leido los cuatro libros de Jack Vance sobre El Ciclo de Tschai, pero no los tenía pues me los habían dejado. Como pasaba por ahí todos los días y estaban a muy buen precio me los compré y los volví a leer. Me encantaron y además pude dejarselos luego a mi familía para que también los leyera.
    Me compré muchos libros de esa colección (y hasta acabé haciendome amigo del vendedor de los libros, un día hasta me invitó a una Coca-Cola, ¿qué habrá sido de él ...?), estre ellos los de la Saga de Cugel (tambien de Jack Vance), y estos últimos me desilusionaron. Sin embargo acabé con muchos libros de esa colección que por circunstancias ya no tengo.
    He encontrado esta página precisamente buscando en Google "ultramar editores grandes éxitos" (tras varias busquedas y seleccinando por último la pestaña imágenes).
    Me gustaría poder ver los libros que tenía en su momento en alguna página web (ando buscando el catálogo de la colección Ultramar Editores S.A. Ciencia – ficción / grandes éxitos de bolsillo así que seguiré buscando ...).
    Debo decir que recomiendo encarecidamente la lectura del Ciclo de Tschai y que no conocía El ciclo de Durdane, así que lo buscaré.
    fantastic888888@yahoo.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir tu historia!
      La colección de Ultramar Editores de ciencia ficción fue una gran apuesta editorial y contiene grandísimas novelas... es una pena que las editoriales ya no arriesguen igual dentro de la ciencia ficción y se pierdan grandes historias por no ser un género de masas...
      Si localizas finalmente ese catálogo de ultramar ediciones, ponte en contacto con nosotros! La verdad es que sería una información de lo más interesante pues muchos de esos libros no se han vuelto a editar jamás y al menos está bien saber que existen en nuestro idioma y son, por lo tanto, algo menos inalcanzables.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.