Lo que dieron de si las XIX Jornadas de Rol de Gandía

Como ya sabéis, el pasado fin de semana estuvimos participando en las XIX Jornadas de Rol y Simulación de Gandía organizadas por las asociaciones El Dragón Beodo y El Señor de las Pulseras, colaborando con las IV Jornadas de Manga y Anime Tanabata. Así que nos echamos a la carretera una vez más (tengo la sensación de pertenecer a una especie de grupo raro de música tocando por los pueblos XD) y nos plantamos a medio día en la soleada Gandía. Y digo soleada porque hacía un Sol de justicia. Pero más que el Sol, lo que agotaba era la humedad, que hizo que empezásemos a sudar como pollos. Me presentaron a un montón de gente maja, colaboradores y testeadores de la editorial a los que aún no había tenido oportunidad de conocer. Qué puedo deciros... que Cthulhu los cría y ellos se juntan... son una gente maravillosa. Nos alojamos en un piso que la organización puso para nosotros y nos mimaron como nunca. Álex, estuvo todas las jornadas con nosotros, ayudándonos y acompañándonos en todo momento, muchas gracias.

El remedio contra el calor. La Holonevera.

Por la tarde ya comenzamos las actividades en la Holozona, yo dirigí la primera parte de "Lo que el Ojo no ve" y quedé con los jugadores al día siguiente para repetir (al final los pobres se acostaron a las 6 de la mañana y no llegaron a tiempo por la mañana, pero se lo perdono :P ). La partida salió MUY bien y creo que todos nos los pasamos muy bien. En la mesa de al lado, los compañeros organizaron un Zombies!!! de tablero que duró horas y que al final no se cómo acabó... Después me apunté a una partida de Aquelarre pero no pude acabarla (nos retiramos a eso de las 3 de la mañana). El sitio estaba realmente petado, hubo un concierto de un grupo aficionado al que le dedicamos algunos "cumplidos" (que malos somos cuando nos juntamos) pero que no estaba mal, aunque nos obligó a dirigir levantando un poco la voz. Los otaku se salieron con el para para y los bailes, no pararon en toda la noche... ni al día siguiente ni al otro. Como si les hubiesen puesto pilas Duracell. 

Un gran aforo. Las jornasdas se llenaron de aficionados y curiosos.

Al día siguiente (sábado). Por fin conocí en persona a Zonk, y pudimos charlar un poco durante el desayuno. Después nos pusimos al lío y Absolom dirigió un rato a Aventuras en la Marca del Este por la mañana, mientras que se organizaban algunas partidas de juegos de mesa en la Holozona. Mi pobre Paladín fue devorado por un Troll. Malditos trolls... Por la tarde dirigí La Fonda mientras Kane se aplicaba con la partida estrella de Yggdrasil, que acabó durando casi tanto como la Zombies!!!. Yo por mi parte tuve una MUY buena sesión de juego, sobre todo por las dos jugadoras que tenía en la mesa que se compenetraron muy bien. Se emociaron con la aventura y me hicieron emocionarme a mi. Me arrancaron una de esas sonrisas de "el deber cumplido". Todos los que habéis hecho de master y habéis visto esa mirada de ilusión en los jugadores sabéis de qué hablo. De vez en cuando escuchábamos (bueno, posiblemente se escuchasen en toda España) gritos de "Odiiiiiiiiiiiiiiiiin" y otros gritos de batalla que venían de la mesa donde se dirigía Yggdrasil. Lo épico es lo que tiene, que la gente se emociona. El resto de las jornadas... PETADAS. Había partidas de todo tipo, de mesa, tablero, lo que fuese... Y la gente de Tanabata totalmente incombustible seguían bailando y cantando, una hazaña. Por la noche pedimos pizza y tras jugar a un Bang! (adivinad, me tocó el Sheriff), estuvimos de juerga con un acertijo muy curioso que nos tuvo riéndonos hasta las 3 de la madrugada. No daré más pistas por si decidimos jugar a esto en otra ocasión.

A la izquierda, sin mostrar su rostro: Zombinatrix, la máquina de matar zombies.

El domingo, ya muy cansados, lo dedicamos al relax, charlar con la gente... y casi destrozar el lugar con la Danza del Huevo. Que carreras, que saltos, la guerra con las sillas lanzándolas en todas direcciones para que los demás no se sentasen... Una bomba... Ya a mediodía decidimos recoger que teníamos que regresar a casa. Con mucha pena por separarnos, nos despedimos y empredimos el regreso. Otra vez a la carretera.





FOTO BONUS: 
Umm... que llevaría la lata para ser de "Felicidad".

 Como siempre, me llevo un grato recuerdo de las jornadas y de la gente. Estoy deseando volver.

3 comentarios:

  1. Siento sinceramente que no pudieramos aparecer al dia siguiente para la partida de El Ojo, solo espero que nuestra actuación en Yggdrasil lo compensará, y se notara nuestro entusiasmo en ambas partidas (al fin y al cabo eramos los mismos: Alex, Raul y yo...).

    un saludo y nos vemos mas adelante

    el PEDRO TOLEDO

    ResponderEliminar
  2. No te preocupes ;)

    La verdad es que lo pasamos muy bien en la partida de La Marca y luego os ví muy entusiasmados en Yggdrasil. Con un público así da gusto dirigir.

    ResponderEliminar
  3. ¡A uno! ¡Me quedé a un sólo zombie de los 25! Ains...

    Fdo: Zombinatrix ;P

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.