Proyectos, muchos proyectos...

Como ya habréis podido leer en la actualización de Holocubierta, los dos proyectos con los que colaboro con ellos están muy avanzados. 

Por un lado tenemos la aventura "Lo que el Ojo no ve". A parte de lo que ya hemos comentado, que se desarrolla en la zona de Marvalar y Castamir y que es una aventura con buenas dosis de investigación, no puedo desvelaros mucho más de la trama. Os puedo adelantar que es una aventura dura, llena de decisiones difíciles y con situaciones que se salen de lo corriente en este tipo de módulos... No esperéis la típica aventura dungeonera... No digo más. Lo que el Ojo no ve, se ha convertido en un GRAN proyecto, mucho más grande de lo que planeába cuando lo envié al concurso de Holocubierta, casi parece una mini campaña...

Las magníficas ilustraciones están terminadas, (salvo que surja algo de última hora) y el texto está muy avanzado. Podemos decir que estamos a un 80-90% de texto escrito, queda el final que espero que os guste tanto como a mi. Sin duda una de las partes más divertidas de la aventura. Me hubiese encantado tenerlo listo para mayo y que hubiese salido mucho antes, pero la vida (si, eso que nos pasa mientras tratamos de hacer otros planes) se me ha descolocado mucho...  la aparición de otros proyectos, los estudios, y el cáncer que estuvo a punto de arrebatarme a mi madre hace unos meses, me han hecho retrasarme mucho con el texto. Espero tenerlo lo antes posible para que podáis disfrutar de la aventura y apreciar el gran trabajo que han hecho, tanto a nivel de las ilustraciones como a nivel editorial el resto de compañeros que están a bordo del proyecto.

Y ya que estamos con términos naúticos... ¿Recordáis este barco?


Este barco es "La Serpiente Marina", el barco del terrible Capitan Tremor, protagonista en la sombra de otra de mis aventuras y que aparecerá como "bonus" en el compendio de aventuras que verá la luz en breve, "El oro del Capitán Tremor". Algunos ya han tenido la oportunidad de jugar la beta (con otro nombre) en las recientes jornadas de rol de Sevilla o en las jornadas de Juego y Rol en Las Vegas (de San Martín de la Vega). Para el resto, diré que es una aventura que se desarrolla en la zona de Robleda y Costortuga, y que como muchos habréis adivinado (previa tirada con éxito de Inteligencia) tiene que ver con barcos :P
 
Durante las pruebas todo el mundo pareció divertirse mucho con la aventura, y yo me lo pasé muy bien dirigiéndola. Ahora esperemos que a vosotros os guste tanto como a mí. 

Si tuviese que destacar algo del proceso de diseño, diré que me ha ayudado mucho tanto la retrocompatibilidad con el D&D clásico, como la sencillez extrema de las reglas, que permiten sin demasiados quebraderos de cabeza improvisar una regla o modificar una existente por analogía. Lo más complicado ha sido sin duda calibrar la dificultad de los encuentros, ya que depende mucho de la táctica que adopten los personajes, no exclusivamente de sus características y niveles. Por eso, es posible que algunos grupos encuentren estas aventuras realmente letales, mientras que otros grupos las resolverán con relativa soltura.

Para mí, que comencé a jugar a rol, precisamente con D&D básico en la primavera de 1990, esto ha sido un poco como volver a mis "raíces roleras". He tratado de transmitir en mis aventuras las sensaciones que a mi me producían aquellas primeras partidas llenas de misterios, trampas y malos malísimos. 

Y con este nostálgico recuerdo me despido hasta la próxima reseña. Un abrazo a todos y gracias por aguantarme. 





2 comentarios:

  1. Me alegro mucho de que salgan para delante tus proyectos con la Marca, y que se te vaya solucionando las cosas personales.

    Tengo muchas ganas de tener entre los tentáculos estas nuevas aventuras compañero.

    UN fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Mira que no soy nada de D&D (y familia), pero tus aventuras las compraré pues prometen calidad y diversión a raudales.

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.