A mí me daban tres : El Angel de la Noche

Voy a tratar una trilogía de reciente aparición en el mercado español, y que gracias a que la obra se encontraba completa desde un inicio se han publicado en España los tomos desde Septiembre de 2010 el primero hasta Febrero de 2011 el último.

Nos encontramos ante la primera trilogía y debut literario de Brent Weeks. La colección del Angel de la Noche (“El camino de las sombras”, “Al filo de las sombras” y “Más allá de las sombras”) tiene una lectura muy fluida y rápida, a pesar de no ser especialmente “ligera” (cada libro ronda las 600 páginas de extensión).

En la serie se nos narrarán las idas y venidas de un joven ratero de los barrios bajos conocidos como Las Madrigueras que, por distintos avatares del destino, termina siendo el aprendiz del ejecutor Durzo Blint. A partir de ese momento adopta el nombre de Kylar Stern y comienza su adiestramiento en sigilo, manejo de armas, venenos y otras habilidades que les serán necesarias para llevar a buen fin su futuro trabajo.

Esta sería la premisa inicial de la primera novela. A partir de este punto se nos ira mostrando distintos personajes, no solamente a Kylar, cuyas vidas se irán cruzando de una manera u otra y desempeñaran distintos papeles en el desarrollo de la historia.

La saga describe a los Ejecutores como asesinos con capacidades especiales (“Talento” lo denominan) lo cuales nunca fallan un encargo. Durzo Blint es una leyenda viviente, el mejor ejecutor que nunca haya existido y del que nadie puede esconderse. Y también el único ejecutor que no ha cogido nunca un aprendiz, siendo este el primer hito que se puede observar en la carrera de Kylar.

La ambientación donde transcurre la historia podría definirse como un estándar de fantasía: magos, ciudades donde el nivel de vida se divide en barrios (“las madrigueras”, barrio de los artesanos, zona noble…), cofradías de ladrones… También se describen a lo largo de las tres novelas diferentes naciones con sus rasgos culturales distintivos. Podremos apreciar, en el aspecto religioso, varias creencias religiosas que van desde un panteón de dioses a la creencia de un único dios.

Tal vez una de las cosas llamativas de la serie es que el protagonista no es un héroe arquetípico de la narrativa épica, sino que nos encontramos con un asesino con un código ético y moral que le lleva a intentar mejorar las cosas, aunque sea pasando por encima de quien haga falta en pos de un bien mayor, aunque eso conlleve su propio sacrificio. También el hecho de que se nos describa al protagonista de manera que nos recuerde a un ninja clásico japonés y no de manera occidentalizada le confiere un punto distinto a la historia.

Básicamente, la novela tiende a tener un ritmo rápido. Las descripciones de los combates te muestran duelos de pericia y velocidad, donde se aúnan piruetas y cabriolas con precisos golpes y fintas con las armas.

La magia tiene su hueco, donde se nos muestra dos vertientes principales: el “talento”, una magia utilizada en la zona sur del mundo, que maneja la energía mágica como si se tratasen de hebras que se entrelaza formando “tramas”; y también tenemos el “vir”, algo que prefiero dejar que descubra el lector.

Uno de los defectos que se le puede achacar a la colección seria la “escalada armamentística”, por así decirlo, de los antagonistas. A lo largo de los tres libros vemos como el enemigo final de cada una de las novelas son superior al mostrado anteriormente. No es que sea algo realmente malo, más bien es lógico pues si has superado a un enemigo poderoso con anterioridad, enfrentarte a uno inferior no debería de suponer reto alguno. Y aunque argumentalmente se te da una explicación del porque de esta evolución de poder de los antagonistas, no deja de ser algo remarcable (tan remarcable que el propio autor, a través de un de los personajes hace una pequeña broma a respecto).

Si bien el hilo argumental principal reposa sobre Kylar, la trama total esta dispersa entre muchos personajes y sobre todo en la manera en que las decisiones que toma un personaje afectan a los demás de una manera directa o indirecta.

No todo en la historia es acción y combates, también tiene su pizca de romance y de tragedia, lo que sirve para mostrar que los personajes no son pétreos y que se ven afectados por los acontecimientos y evolucionan a través de estos.

Son sobre todo los personajes que aparecen desde la primera novela (Vi, Logan, Durzo, Kylar, Elene) en los que se puede percibir una maduración mucho mayor que en el resto del elenco. En parte porque la mayoría de ellos son niños al empezar la historia, en parte porque son ellos los que sufren en mayor medida el peso de las decisiones. Son mostrados de tal manera que es fácil llegar a sentir empatía en algún momento.

A mi parecer, es una serie que engancha, con una narración que en algunos momentos no da descanso al lector mostrándole una serie de escenas vertiginosas intercaladas entre si de manera que pueda verse lo que ocurre en distintos lugares a un mismo tiempo, lo que empuja a seguir leyendo para descubrir los distintos desenlaces.

También anotar para aquellos a los que les guste que el autor actualmente se encuentra desarrollando su nueva serie “Lightbringer” siendo el primero de ellos, disponible en ingles, “The Black Prism”.

Ficha técnica

El camino de las sombras / El Angel de la noche I
Páginas: 560
Editorial: Plaza Y Janés
Fecha de Publicación: Octubre 2008 / Septiembre 2010

Al filo de las sombras / El Angel de la noche II
Páginas: 592
Editorial: Plaza Y Janés
Fecha de Publicación: Noviembre 2008 / Diciembre 2010

Más allá de las sombras / El Angel de la noche III
Páginas: 616
Editorial: Plaza Y Janés
Fecha de Publicación: Diciembre 2008 / Febrero 2011

2 comentarios:

  1. Muy bueno. A ver si le echo un ojo al primero.

    P.d. (Por cierto, el personaje de la primera portada no se os parece a la silueta que han sacado los de cliffhanger para la portada de Gañanes!???)
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.