Eternal Darkness - Sanity's Requiem


Introducción:

No soy una gran aficionada a los videojuegos. En realidad, hay pocos que realmente me hayan enganchado y que haya disfrutado de verdad. Quizá se deba a que las consolas que poseo no sean precisamente las que mejor catálogo tengan en el mercado, o quizá simplemente a que no he sabido elegir en cuanto a juegos de calidad se refiere, pero lo cierto es que pocos me han parecido realmente buenos y han ocupado por completo mi tiempo. Otra opción es que mis criterios para discernir si un juego es bueno o no suele distar mucho de los estándares de la gente que conozco. Por estos motivos, no pensé que algún día me decidiera a escribir un artículo sobre entretenimiento digital y sin embargo, aquí estoy y este es el juego que recomiendo: Eternal Darkness – Sanity's Requiem. Una pequeña rareza que hará las delicias de los apasionados del terror lovecraftiano.

Eternal Darkness – Sanity's Requiem no es precisamente una de las últimas novedades del mercado, de hecho, actualmente no se si es muy viable hacerse con una copia de este juego. Apareció en el 2002, de manos de Silicon Knights y fue exclusivo para Nintendo GameCube. El gran fiasco que supuso Nintendo GameCube en cuanto a ventas se refiere, arrastró consigo a los juegos exclusivos para esta consola y pocos han trascendido cayendo la mayoría en el más absoluto de los olvidos. Esto incluye en cierta medida a Eternal Darkness pues, descontando a unos cuantos apasionados del juego que tuvimos la fortuna de conocerlo, pocos serán los que lo conozcan y hayan disfrutado con él. Sinceramente, es una lástima pues creo que es de los juegos más interesantes que he jugado en mis casi tres décadas de vida tanto por su ambientación, su sistema, concepto e historia. Estos son los motivos que me han hecho decidir airearlo un poco, sacarlo del baúl de los recuerdos y ofreceros mi sincera opinión y consecuente recomendación.

Eternal Darkness – Sanity's Requiem es un juego de terror psicológico y, en lo que a gente aprensiva como yo misma se refiere, debo destacar la facilidad que tiene para conseguir su objetivo de asustarnos gracias a su absorbente atmósfera y todas sus peculiaridades. Pero antes de tratar todos estos aspectos me gustaría hablar un poco del argumento que se nos presenta en el juego, sin duda, su punto fuerte.


Argumento:
Cuando iniciamos el juego, y tras una animación introductoria bastante interesante acompañada de una misteriosa locución, nos veremos en la piel de una muchacha rubia, completamente vestida de negro, y armada con lo que parece ser una escopeta que está siendo acosada por zombies en avanzado estado de descomposición. No serán difíciles de batir pero, gracias a la inesperada acción, la atención del jugador habrá sido captada por completo quedando sumergido en el juego. Sin duda un comienzo efectivo.

Tras esta escena, comienza por fin el juego y descubrimos que lo que acabamos de vivir es un sueño de Alexandra Roivas, la muchacha rubia que acabo de mencionar y que será nuestro hilo conductor a lo largo de la aventura. Alex despierta de su sueño debido a una llamada de teléfono del inspector Legrass (¿A quien no le suena este apellido?) comunicándole que su abuelo, Edward Roivas ha sido asesinado, personaje que también ha aparecido en nuestro sueño justo tras el ataque zombie. La siguiente escena nos situará directamente en el escenario principal del juego y que tantas veces recorreremos a lo largo del mismo, la mansión Roivas, donde ha sido descubierto el cadáver. Con una promesa de Alexandra de no marcharse del lugar hasta que averigüe lo ocurrido y debido a su convencimiento de que la mansión oculta la clave de todo, termina la introducción y comienza nuestra aventura.

Lo singular de este juego es que no siempre encarnaremos a Alexandra Roivas durante nuestra investigación de lo ocurrido, sino que gracias a los capítulos recopilados por su abuelo del denominado Libro de las tinieblas, iremos viajando de un punto a otro de la historia del mundo encarnando a diferentes personajes conforme Alexandra los lea. Las historias de cada uno de ellos nos irán desvelando los secretos que tanto obsesionaban al doctor Edward Roivas y que, probablemente, causaron su violenta muerte.

Sin duda, los creadores de este juego han tenido una fortísima inspiración de los archiconocidos mitos de Cthulhu creados por el genial Lovecraft, así como de algunos de los mejores relatos de Poe (como curiosidad mencionaré que el juego se abre precisamente con una frase de este celebérrimo autor). La atmósfera es absorbente, misteriosa y muy lograda. Las pinceladas que iremos obteniendo de los diferentes capítulos del libro de las tinieblas provocarán en el jugador entregado a la trama, una sensación de inquietud ante la insignificancia del ser humano frente a los poderosos dioses primigenios y los misterios ocultos del universo que éstos manejan y que el hombre no es capaz siquiera de concebir con su limitada inteligencia y percepción. Inconmensurables poderes y misterios que arrastran al que los atisba a la locura sin remisión.

Mecánica de juego:

Podría decirse que, tras esta historia tan conseguida, lo que tenemos entre manos es un sencillo juego de aventuras sin ningún elemento de rol pero con mucho combate y algunos sencillos acertijos. Con cada personaje recorreremos diferentes escenarios, a modo de mazmorras (nunca al aire libre) en donde nos irán atacando diferentes seres sobrenaturales, conseguiremos objetos que nos ayudarán durante la partida y obtendremos las runas necesarias para crear hechizos imprescindibles para el desarrollo del juego.

En ocasiones, los combates resultarán especialmente complejos y desesperantes por diversos motivos lo cual ha provocado que más de uno y más de dos, por mucho que les haya enganchado la historia, hayan abandonado el juego. Yo, sin ir más lejos, lo abandoné hasta en tres ocasiones debido a este mismo motivo. Sinceramente, una pena pues la brillante trama se queda deslucida por este hecho.

Particularidades:

Lo más llamativo del juego, al poco de empezarlo, es la decisión que tendremos que tomar durante el primer capítulo del libro de las tinieblas: ¿Rojo? ¿Azul? ¿Verde? Cada color representa a un dios, un alineamiento, y cada color vence a otro formando un círculo, algo que será vital a lo largo del juego. Aunque en principio, escojamos lo que escojamos, podremos completar el juego igualmente, esta elección cambiará algunos elementos durante la partida, desde monstruos al que nos enfrentamos hasta cambios en las escenas de video. Al contrario de lo que algunos piensan, no estamos seleccionando un nivel de dificultad, sino que estamos seleccionando el dios maligno que será nuestra némesis durante el resto de la aventura. Como nota curiosa os comentaré que, si se completa el juego en tres ocasiones seleccionando un color cada vez, obtendremos un final alternativo al habitual para deleite de los más jugones.

Los peligros azotarán a los personajes cuyos relatos encierra el libro de las tinieblas de varias maneras diferentes. Por supuesto, los seres infernales a los que nos enfrentaremos serán letales, pero el juego incluye una particularidad añadida y es que su sola presencia podrá llevarnos a la locura extrema en donde nuestra mente jugará malas pasadas y se volverá contra nosotros.

La forma que tiene el juego de expresar esta locura es muy ingeniosa y algo que no he apreciado nunca antes ni posteriormente en otros juegos, claro que esto puede deberse, simplemente, a que no conozco demasiados. Cuando el personaje al que encarna el jugador va perdiendo cordura, los efectos en el juego con claramente apreciables ya que comenzarán a ocurrir “cosas raras”. Estas “cosas raras” pueden ir desde a una simple inclinación del ángulo de cámara hasta que nuestro personaje estalle en pedazos sin motivo aparente. Algunos efectos de la pérdida de cordura, como que la consola parezca reiniciarse, que aparezca un pantallazo de error o que se muestre la pantalla de finalización del juego sin motivo, han llevado a los incautos a pensar que su ejemplar de Eternal Darkness estaba defectuoso. Los efectos más habituales, como que sangren las paredes, que las estatuas nos sigan con la mirada o escuchar pasos tras nosotros, llantos desesperados o voces llamándonos en un lugar vacío harán que nos sobrecojamos en más de una ocasión favoreciendo aún más la atmósfera creada por la historia.

Estos efectos son realmente interesantes y dan muchísimo juego, no suponen ningún problema real a la hora de continuar la aventura (salvo que la pérdida total de cordura conllevará, a efectos de juego, la pérdida de vida), pero si producen cierta inquietante comodidad que merece la pena experimentar.

Otra peculiaridad de este juego es el modo en el que la magia, elemento fundamental a lo largo de su desarrollo, se presenta. Conforme desarrollemos los capítulos del libro de las tinieblas, iremos localizando varios elementos que nos permitirán crear conjuros con un alineamiento concreto (según el Dios que de poder al hechizo), una potencia limitada y unos efectos muy definidos. Los elementos que nos permitirán crear los conjuros serán las runas, los códices que definen a las runas, los círculos de poder que contendrán a las runas y por último, las recetas que nos dará las instrucciones sobre el orden de las runas para cada conjuro. A priori puede parecer complicado y engorroso pero el juego lo presenta todo de forma tan sencilla que se convierte en un aliciente más y uno enseguida se hace con esta inteligente manera de hacer magia tan misteriosa como adecuada a la ambientación.

Gráficos, rendimiento y música:

A nivel gráfico no podemos pedirle peras al olmo: es un juego del año 2002 de Gamecube y su calidad gráfica es la habitual para esa consola y época tanto a nivel de motor de juego como de vídeos introductorios. Los personajes serán algo ortopédicos y poligonales, carentes en su mayoría de expresión, pero con movimientos bastante fluidos que cumplen su cometido sin añadir nada más. Sin embargo, lo que sí que me gustaría destacar son los fondos, en mi opinión, muy conseguidos y con preciosos efectos de luz como el derrame multicolor de luces al atravesar el sol por una vidriera o los efectos propios de un rayo de sol al traspasar una ventana durante el crepúsculo.

La cámara permanecerá fija normalmente mientras permanezcamos en una habitación aunque cuando ésta sea especialmente grande, existirán zonas en las que habrá un cambio de plano o percibiremos cierto movimiento de ángulo en donde la cámara quedará centrada en el personaje para no perdernos detalle. A nivel de juego, esta cámara fija resulta muy intuitiva y nunca dudaremos a la hora de desplazar al personaje, pero por otro lado, supondrá una gran desventaja a la hora de los combates pues dificultará, debido a algunos planos más complicados, el que atinemos en nuestros ataques haciendo a los enemigos prácticamente insalvables.

Respecto a la música debo decir que el juego, prácticamente, carece de melodía alguna. La banda sonora está compuesta por una serie de sonidos musicales-atmosféricos con misteriosos susurros incluidos y vagas melodías de fondo que varían dependiendo del escenario en el que estemos jugando (cantos gregorianos en una catedral, sonidos fantasmagóricos en la mansión encantada y música con reminiscencias árabes en el desierto). Desde luego, como banda sonora no es algo a reseñar, pero como elemento atmosférico no podrían haberlo hecho mejor.

Opinión:

Muy entretenido y logrado, el candidato ideal, en mi opinión, para una segunda parte que corrija los errores de la primera y que mejore el aspecto gráfico gracias a la potencia de las nuevas consolas para dar más emoción y ambientación al juego. Desgraciadamente, la malísima idea de hacerlo exclusivo para Nintendo lo hizo caer en el olvido y perder la posibilidad de conseguir una esperada segunda parte.

Si no fuera por la tendencia a “encallarse” en algún punto debido a ese monstruo virtualmente imposible de vencer, sería un juego muy rápido y digerible pues no es largo en absoluto y los capítulos transcurren con gran fluidez.

A nivel técnico tampoco es sobresaliente. Tampoco lo es a nivel de juego pues ni es largo ni especialmente variado. Sin embargo, a nivel de trama e historia, si que lo considero sobresaliente, así que, para aquellos con el mismo tipo de criterios que yo, es un juego que recomiendo encarecidamente.

Pero, reitero, es un juego hartamente difícil de conseguir en la actualidad y que no creo que vaya a contar en el futuro con ningún tipo de remake o continuación. Sinceramente, una lástima.

1 comentario:

  1. Estoy de acuerdo contigo, una gran juego. Solo lo he podido probar en una ocasion (tu fuieste quien me lo dejo), y lo disfrute hasta que me quede atascado con un enemigo que, a mi entender, era imposible de vencer.

    Pero me encantaban los efectos de la locura, ese volverse diminuto, esas paredes sangrantes, ese falso reinicio... XD

    ResponderEliminar

Escribe tu mensaje a continuación. Por favor, se respetuoso en tus comentarios.